Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
AVILÉS - GIJÓN - OVIEDO | Personalizar edición | RSS | ed. impresa | Regístrate | Miércoles, 22 octubre 2014

Oviedo

Oviedo
El Vasco tendrá tres torres inclinadas de 133 metros de altura con 300 pisos
Calatrava destaca la recuperación del 80% del espacio con un gran parque público en tres niveles El proyecto «definitivo» lo completan dos edificios, uno de oficinas y el otro, una «escultura móvil»

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
El Vasco tendrá tres torres inclinadas de 133 metros de altura con 300 pisos
INFOGRAFÍA. De izquierda a derecha, el edificio de oficinas, el «edificio escultura» y las tres torres, enmarcado todo en el parque. / E. C.
Muchos de los invitados miraban ayer boquiabiertos las infografías colgadas en Trascorrales mientras aguardaban la explicación de su creador. Santiago Calatrava sorprendió con su cuarto proyecto para El Vasco («el definitivo, espero», dijo) encabezado por tres desafiantes torres de 133 metros alzados hacia el cielo de Víctor Chávarri: 39 alturas, de las que 36 serán residenciales con unos 300 pisos entre las tres. Además, habrá un «edificio escultura» con usos comerciales, compuesto por otro 'costillar' ondulante que enlaza el diseño con el Palacio de Congresos, y a su vez las torres con un tercer inmueble para oficinas junto al Edificio Panorama, anejo a Martínez Vigil. Completan la operación el parking subterráneo ya avanzado en obra y, sobre todo, un gran parque.

Porque lo que Calatrava presentó ayer en su tercera visita a Oviedo fue una gran zona verde, un paseo ciudadano en tres cotas de altura, desde la glorieta de la Cruz Roja hasta casi Gascona en longitud, y hacia Martínez Vigil en profundidad. A ella le dedicó casi toda su charla.

El valenciano ha partido de «dos principios» para redibujar lo que antes fue pintado como Palacio de las Artes, Facultad de Bellas Artes y nueva Casa Consistorial, ideas todas creadas y desechadas por el alcalde. «Primero, había liberar suelo urbano al máximo», tituló el arquitecto.

Ante la Corporación, presidida por Gabino de Lorenzo y con ausencia del concejal de ASCIZ, Roberto Sánchez Ramos, Calatrava se sirvió de una larga introducción sobre el sentido de la arquitectura en la historia, la necesidad de aprender de la piedra vieja y de contribuir con nuevas apuestas, para concluir que «la actitud es que el suelo es sagrado; es donde vivimos». Y con la concentración del aprovechamiento residencial en vertical, logra que «el 80%de la superficie sea libre».

El parque estará formado por una gran masa arbórea, «pero con un piso duro, de pavimento», que recorrerá la parcela e incluso llegará a la parte baja de los tres gigantes.

Pisos «únicos»

Porque los rascacielos, ubicados en la zona superior del solar de la antigua estación ferroviaria, estarán aparentemente 'descalzados', con un único punto de apoyo falso aprovechando la cota, pero bajo ella firmemente anclados al subsuelo. Los revestimientos exteriores del complejo combinarán piedra «similar a la de la Universidad», vidrio y acero.

Para «provocar a los ortodoxos», el premio Príncipe de las Artes de 1999 ha inclinado el tridente hacia atrás, por guiño a Italia o por capricho personal, pero con un efecto ganado en ese juego: como la estructura interna de los ascensores será vertical, el 'corte' de la sección ofrece unos 300 pisos irregulares, «cada uno único e irrepetible» por dimensiones y formas. El precio de venta será, seguro, igual de alto que las fachadas.

Aunque aún en fase de estimaciones, Jovellanos XXI, la empresa de Pepe Cosmen y Alberto Lago, venderá tres tipos de viviendas: dos unidades por planta, con entre 105 y 110 metros cuadrados; plantas enteras de unos 210 metros cuadrados; y cuatro estudios por planta de unos 52,5 metros, según informó el arquitecto. Serán diáfanos, estarán en la nueva entrada a Oviedo y verán al fondo la torre de la Catedral.

Nueva York y Venecia

Al ser preguntado por posibles críticas sobre el efecto que generarán en la vista actual de dicha torre (70 metros de altura), el internacional Calatrava recurrió a la comparación entre la Catedral de St. Patrick y el edificio Rockefeller en Nueva York, que a su entender conviven como dos episodios arquitectónicos sin pulso alguno por el alzado.

Cuando le interrogaron sobre la posible iluminación de los inmuebles, recordó a su vez Venecia para desechar cualquier tipo de luz exterior, y priorizar la que surja de los propios edificios.

Y sobre el giro de filosofía respecto a los tres proyectos previos, donde no prevalecía la liberación de suelo sino la sucesión de inmuebles de altura media, admitió que «se ha aprendido de lo que se ha hecho en Buenavista», donde el palacio está elevado para despejar como zona pública la parte inferior. «Ustedes ya son testigos de que en el contexto de Oviedo se puede hacer una arquitectura renovadora», sentenció el valenciano, antes de compartir mantel con ediles, empresarios y periodistas en Trascorrales en una animada cena.

| Comparte esta noticia -

¿Qué es esto?

Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios
Vocento
SarenetRSS