Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
AVILÉS - GIJÓN - OVIEDO | Personalizar edición | RSS | ed. impresa | Regístrate | Jueves, 24 abril 2014

Local

CELSO ALPERI RODRÍGUEZ PRESIDENTE DE LA ASOCIACIÓN DE CLUBES DE FÚTBOL BASE DE GIJÓN
«El principal objetivo del fútbol base es formar a las personas»
«A los directivos de equipos modestos nos cogen a lazo, porque nos ocupan muchas horas a la semana, domingos incluidos, a cambio de nada»
04.01.08 -

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
«El principal objetivo del fútbol base es formar a las personas»
IDEALISTA. Celso Alperi, presidente de la Asociación de Clubes de Fútbol Base. / JOAQUÍN PAÑEDA
Falsa o sincera modestia lleva a menudo a los destinatarios de cualquier distinción a declarar que no la merecen, o que otros son más dignos de galardón. No es el caso de la Asociación de Clubes de Fútbol Base, cuyo presidente, Celso Alperi, asegura que cualquier directivo de equipo modesto es «héroe y mártir», acreedor de la medalla de plata que el Ayuntamiento otorga al colectivo.

-La medalla concedida a una entidad que agrupa a 26 clubes y cerca de 5.000 futbolistas, ¿se puede entender como lo que en lotería se llama un premio muy repartido?

-Entiendo que la medalla es para un trabajo desarrollado por directivos a los que la Asociación de Clubes de Fútbol Base representa. Nosotros somos parte del quehacer de esas personas.

-¿El éxito de una asociación como la que usted preside se mide por el número de figuras que salen del fútbol base o por la cantidad de jugadores?

-Particularmente pienso que es más destacable que haya detrás cerca de 5.000 jugadores, porque esos chicos adoptan un sistema de vida distinto al de otros jóvenes en sus hábitos. Yo tengo un chaval de 23 años que está en la calle como cualquiera, pero que los sábados se cuida para el partido del domingo y que juega porque le gusta, sin más pretensiones.

-¿Es el fútbol educativo?

-Claro. Tiene que serlo. El principal objetivo del fútbol base es formar a las personas. Sin duda hay padres que piensan que su hijo puede solucionar su vida con el fútbol y ganar mucho dinero, pero lo importante es que se divierta y lo pase bien jugando. Que luego sale una figura, mejor.

-¿Son los directivos del fútbol modesto de la misma pasta que los presidentes del Real Madrid o el Barcelona, por ejemplo?

-No. En primer lugar, para presidir un gran club hay un millón de aspirantes. A los directivos del fútbol base nos cogen a lazo, porque nos ocupan muchas horas a la semana, domingos incluidos, a cambio de nada. Todo por amor al fútbol. Hay que contar con la comprensión de las mujeres y las compensaciones no son muchas, aunque es verdad que si logras que el campo y las instalaciones de tu club mejoren recibes una satisfacción.

-¿Cuál es el perfil de directivo de fútbol base? ¿Hay, por ejemplo, muchas mujeres?

-La participación directa de las mujeres es mayor en puestos administrativos, aunque yo destaco su comprensión por las horas que se quitan a la familia. Además, hace falta una amplia dedicación, pero no es imprescindible estar jubilado. En el club al que yo pertenezco, el Manuel Rubio, hay seis directivos y cuatro trabajan.

-¿Es privilegiado el Manuel Rubio en la Asociación?

-Antes, el presidente de la Asociación de clubes era independiente, es decir, no pertenecía a ninguno, y elegía luego a sus colaboradores. En 2002, cuando Mariano Espinel lo dejó, la asamblea decidió que los que componíamos su equipo nos repartiéramos los cargos. Nosotros hacemos un reparto de las ayudas institucionales con criterios objetivos y la asamblea aprueba las cuentas. Cada club sabe no sólo lo que recibe, sino también lo que reciben los demás. Es todo transparente y comunmente aceptado.

-¿Hay público para el fútbol base o los espectadores son familiares de los que juegan?

-La mayoría son familiares, especialmente en las categorías más pequeñas.

-¿Llegará un chaval de 15 años a costar más de un millón de euros?

-Al paso que vamos, no me extrañaría. El Barcelona tiene ya jugadores de 17 años y cada vez los cogerán más jóvenes. Ya hay jugadores en infantiles que tienen a su representante.

-¿Son más problemáticas las figuras?

-Condicionan bastante. El que manda en el equipo es el entrenador y si un jugador tiene representante puede intentar condicionar sus decisiones. Pero, si no hay representante, están los padres, la mayoría convencidos de que tienen en casa a un Maradona. Así, los presidentes y resto de directivos son a la vez héroes y mártires que tienen que soportar de todo, especialmente en las categorías superiores.

-No lo pinta usted muy atractivo...

-Es que no lo es. Nadie sabe lo que tiene que aguantar un directivo de fútbol base. Si con uno o dos hijos ya tiene un padre problemas, imagínese lo que es hacerse cargo de un equipo de 20 chavales, todos con sus ilusiones y objetivos.

-¿Le duele que el árbitro pague las culpas?

-La mayor parte de los árbitros que pitan en categorías modestas son jóvenes con muy buena voluntad que están aprendiendo. Hay que ser comprensivos.

-¿Le gustaría que su hijo llegase a jugar en Primera?

-Me gustaría que acabase sus estudios de ingeniero técnico y que, mientras tenga afición, siga jugando.

| Comparte esta noticia -

¿Qué es esto?

Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios
Vocento
SarenetRSS