Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
AVILÉS - GIJÓN - OVIEDO | Personalizar edición | RSS | ed. impresa | Regístrate | Miércoles, 22 octubre 2014

Economía

ECONOMÍA
Las constructoras quieren conquistar Europa del Este
La UE estima que los países de Centroeuropa necesitarán inversiones por 90.000 millones de euros en el próximo lustro para paliar el déficit de infraestructuras
20.01.08 -

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
Las constructoras quieren conquistar Europa del Este
BULGARIA. Construcción de viviendas en las cercanías de la playa de Sveti Vlas, en el Mar Negro. / AFP
Iberdrola Inmobiliaria anunció esta semana que invertirá 45 millones de euros en un complejo de apartamentos de playa en Bulgaria, una operación que constituirá la mayor iniciativa internacional de la compañía hasta el momento.

El proyecto consiste en la construcción de un resort de 2.500 apartamentos frente a la playa de Koral Beach, que contará con zonas comerciales y de ocio, zonas comunes, deportivas y un 'beach club'. Además, Iberdrola Inmobiliaria ha adquirido ya el suelo para la construcción del complejo en la población costera de Tsavero, al Este de Bulgaria, en la costa Sur del Mar Negro.

La filial inmobiliaria de la compañía eléctrica sigue de este modo el camino que las grandes constructoras españolas, que ven a Europa del Este como el 'maná' que puede paliar la ralentización del sector. No en vano, la Unión Europea ha estimado que los países de Centroeuropa necesitarán inversiones por 90.000 millones de euros en el próximo lustro para paliar su déficit de infraestructuras.

Fondos de la Unión

Las constructoras españolas se han volcado en Rumanía, Bulgaria, Polonia, entre otros países, con vistas a aprovechar la llegada masiva de fondos europeos de los que hasta ahora se beneficiaba España. La recepción de fondos ha comenzado incentivando la licitación de obra y, en consecuencia, que el sector crezca a doble dígito. Polonia, por ejemplo, creció en 2006 un 17,5%, diez puntos más que en 2005, convirtiéndose en la zona más dinámica del Viejo Continente.

Fomento de Construcciones y Contratas (FCC) logró el pasado año importantes contratos en los países del Este. Es una de las compañías con mayor presencia en Rumanía, donde tiene adjudicaciones por un importe que ronda los 500 millones de euros. En Eslovaquia también consiguió un proyecto por 49 millones para construir en Bratislava tres rascacielos residenciales.

La inmobiliaria Realia, participada por FCC y Caja Madrid y, desde el pasado mes de julio, por la familia Cosmen, que controla un 4%, también ha comprado suelos para promover viviendas en Polonia. Los Cosmen no son los únicos asturianos que están embarcados, directa o indirectamente, en la conquista del Este. Residencial Vegasol ha creado una sociedad en la Europa del Este para la promoción de viviendas. La responsable de la agencia inmobiliaria gijonesa, Marta Aguilera, opta por la prudencia a la hora de hablar de este proyecto. «Todavía no hemos acometido ninguna inversión porque no es bueno precipitarse. Hay que mirar y estudiar antes de dar el salto», explica.

La Confederación Asturiana de la Construcción (CAC) admite que las empresas asturianas han comenzado a interesarse por el negocio en los países del antiguo telón de acero. Según fuentes de la patronal, al menos, que se conozca, «hay tres o cuatro empresas» explorando las posibilidades de inversión.

Ferrovial fue una de las primeras constructoras en desembarcar en Europa del Este. Lo hizo en el año 2000 en Polonia. La familia Del Pino adquirió la sociedad Budimex para convertirla en la mayor constructora en ese país. Sus ventas crecieron en 2006 un 36,3%, hasta alcanzar los 169,4 millones de euros. Acciona también está presente en Polonia, al igual que OHL. Por su parte, ACS y Sacyr Vallehermoso han optado por pujar por contratos puntuales y formar en España ingenieros de la zona más que por adquirir empresas locales.

Sacyr construye una autopista en Bulgaria por valor de 590 millones. Por su parte, ACS se ha adjudicado en el último año tres contratos en Polonia, entre ellos, la ampliación de 20 kilómetros de la autopista A4 que une Cracovia con Szarow. El proyecto está valorado en 218,5 millones de euros y es el más grande de los que ha ganado allí.

Las promotoras de viviendas también están haciendo su 'agosto' en Europa del Este. Sólo en Polonia se construyeron en 2006 114.130 viviendas. Las casas de la era comunista son muy deficientes y existe una gran demanda de nueva vivienda y rehabilitada. Sólo Fadesa tiene en construcción 120.000 viviendas en Polonia, Rumanía, Bulgaria y Hungría.

El Gobierno español, a través de su Ministerio de Vivienda, ha puesto de manifiesto en reiteradas ocasiones su respaldo a la expansión del sector inmobiliario en mercados como Europa del Este y Europa Central.

Polonia se ha convertido en el primer socio comercial de España en la zona con un comercio bilateral que ronda los 3.000 millones de euros. Y es también el primer país de destino de la inversión española en Europa Central y del Este como demuestra una inversión directa acumulada de España en Polonia superior a los 600 millones de euros.

Derribado el antiguo telón de acero, los países de Europa del Este presentan grandes oportunidades para el sector inmobiliario español debido a la mejora en sus economías emergentes, con fuertes crecimientos del Producto Interior Bruto (PIB) y de la inversión. Todo ello propiciado por las reformas emprendidas como consecuencia de su incorporación a la Unión Europea.

| Comparte esta noticia -

¿Qué es esto?

Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios
Vocento
SarenetRSS