Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
AVILÉS - GIJÓN - OVIEDO | Personalizar edición | RSS | ed. impresa | Regístrate | Viernes, 25 abril 2014

Cultura

HISTORIAS DE ESO
Mitología griega
01.03.08 -

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
Al parecer, y es ella quien lo cuenta, paseaba Gratificada por el parque de Isabel la Católica cuando se le apareció un cisne y le dijo que, Gratificada, que qué buena estás y que ella hizo como si no lo hubiera oído y continuó su paseo pero que volvió la cabeza para identificar al lenguaraz y que no pudo porque había más de un cisne.

Y dice Gratificada que no le dio más importancia a la cosa porque ella es pastorcita de ovejas en las brañas palentinas y que cuando está en las brañas palentinas con un corderillo en sus brazos se le aparece de todo, desde vírgenes que hacen publicidad del rosario hasta dragones que sobrevuelan el rebaño y centauros que no tienen el menor inconveniente en follársela, pero que quedó intrigada con lo del cisne porque cuando se le apareció ni estaba en las brañas palentinas ni llevaba un corderillo en su regazo, ni siquiera el cayado de avellano, y que eso sí que era una novedad, así que en cuanto pudo volvió a Gijón y se plantó de nuevo en el parque a ver qué pasaba y que de nuevo se le apareció el cisne, un gran cisne blanco, que le dijo que, Gratificada que no temas, que soy Zeus disfrazado de cisne y que ella le dijo que cómo no iba a temer si todo el mundo sabe lo que hace Zeus a las pastorcitas como Leda cuando se disfraza de cisne, y que él le dijo que Leda no era una pastorcita sino la hija de Testio y la esposa de Tindáreo de Esparta y que ella le dijo que sí, que bueno, pero que se la violó junto al río Eurotas y que Zeus le dijo que, Gratificada, que ¿no ves que quiero hacerlo por las buenas? y que al final se lo hizo por las buenas y que ella creyó que nadie lo había visto pero que los ángeles, que lo ven casi todo, sí que lo habían visto y que cuando volvió a las brañas palentinas y tomó un corderillo en su brazos se le aparecieron tres ángeles que se identificaron como Ganael, Ativel y Cacabel y que le dijeron que, Gratificada, que Santa Eloina está enfadada por lo de Zeus y que ella dijo que bueno, pero que lo de Zeus había sido gratificante y que Cacabel le dijo que las apariciones no son para gratificar, Gratificada, y que ella entonces dijo que así que no iban a ninguna parte.

| Comparte esta noticia -

¿Qué es esto?

Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios
Vocento
SarenetRSS