Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
AVILÉS - GIJÓN - OVIEDO | Personalizar edición | RSS | ed. impresa | Regístrate | Miércoles, 22 octubre 2014

Gijón

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
Los planes del Ayuntamiento de Gijón para los terrenos de la Pecuaria de Somió deberán de esperar. Cuando se van a cumplir seis años del convenio suscrito con la Consejería de Medio Rural y Pesca para trasladar las instalaciones a Cenero y Deva con el objetivo de recuperar la zona para el desarrollo urbano de Somió, los problemas han surgido con la recepción de la obra del nuevo laboratorio de Deva. Los sementales ya se encuentran en Cenero desde hace meses, pero los técnicos siguen en sus obsoletas instalaciones de Somió, a la espera de un traslado a Deva que, según los planes municipales, tenía que haber sido llevado a cabo en el mes de enero de 2007. Ahora, casi dos años después y según pudo saber EL COMERCIO, sigue sin haber fecha concreta para el estreno de las nuevas instalaciones, situadas muy cerca del cementerio que, además, presentan, pese al enorme retraso acumulado (tenían que estar concluidas en el mes de diciembre de 2006), numerosas deficiencias.
El nuevo laboratorio del Serida (Servicio Regional de Investigación y Desarrollo Agroalimentario) ocupa una finca de 120.000 metros cuadrados en la parte más elevada del monte Deva. El arquitecto Manuel Antonio García García ganó el concurso de ideas convocado por el Ayuntamiento de Gijón para desarrolar unas instalaciones con 6.291 metros cuadrados disponibles. En ellos se incluye desde el laboratorio hasta un lazareto (centro de desinfección), un animalario, un acuario (como edifio aislado), un almacén, un estercolero y una depuradora, además de tres establos en la parte más alta, para favocerer la ventilación, dos de ellos de más de mil metros cuadrados y otro más pequeño para albergar el ganado que será estudiado en el laboratorio.
Recepción de los trabajos
Los planes eran correctos y los plazos, se supone, ajustados, pero la realidad ha sido muy diferente. Hace más de un año, cuando se supone que la instalación ya tenía que estar operativa, surgieron problemas con la empresa constructora y quedó claro que los planes no iban a ser cumplidos. De hecho, por su aspecto exterior, el laboratorio de Deva tenía la obra civil concluida, pero era sólo en apariencia. El Ayuntamiento de Gijón aprobó, el pasado mes de junio, ceder las instalaciones de Deva y de Cenero al Principado, como preveía el convenio, pero la Admininistración regional es remisa a hacerse cargo de ellas al tener conocimiento de que presentan numerosas deficiencias, en especial en el caso del laboratorio de Deva.
A pesar de todo, el Ayuntamiento da por terminada la obra y no tiene intención de aportar un sólo euro más para ese laboratorio, que nació con un presupuesto de 2.834.988 euros. Se trata en este momento de una cuestión de competencia política, ya que el Principado es conocedor de las deficiencias que presenta la obra y está dispuesto a afrontarlas, al igual que el amueblamiento, una vez que el Ayuntamiento da por cumplido su compromiso.
Con las cosas en este punto, cuando se va en camino de cumplir dos años de la fecha prevista para la puesta en funcionamiento del nuevo laboratorio, no existe previsión posible para su apertura aunque, según pudo saber este periódico, es seguro que no será este año y lo más probable es que se posponga hasta la primavera de 2009. Hasta entonces, el Ayuntamiento no podrá disponer de los deseados terrenos de la Pecuaria de Somió y los técnicos del Serida seguirán trabajando en las obsoletas instalaciones del Centro de Reproducción Animal de Somió.

| Comparte esta noticia -

¿Qué es esto?

Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios
Vocento
SarenetRSS