Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
AVILÉS - GIJÓN - OVIEDO | Personalizar edición | RSS | ed. impresa | Regístrate | Jueves, 18 septiembre 2014

Sociedad

Sociedad

La lista de las mujeres más ricas de Europa se compone sobre todo de herederas
28.08.08 -

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
Resulta que, según la lista que acaba de publicar la revista 'Forbes', la mujer más rica de Europa es la propietaria del emporio cosmético L'Oréal. ¡Porque ella lo vale!, pensarán ustedes. Pues no exactamente. Gran parte de esa fortuna la heredó de su papá.
Viudas, hijas de padres multimillonarios y alguna que otra ex esposa conforman el 'hit parade' de las señoras más acaudaladas del viejo continente. ¿Acaso no hay mujeres hechas a sí mismas aquí? Haberlas haylas, claro que sí. Pero lo tienen muy difícil a la hora de competir con fortunas que hunden sus raíces en una o varias generaciones atrás. Pensemos que hasta los padres de Donald Trump, un 'self made man' de catálogo, ya se dedicaban a la compraventa de edificios... La mujer más rica de Europa es francesa.
Se llama Liliane Bettencourt y, según esa Biblia de la pasta gansa que es 'Forbes', atesora una fortuna de 22.900 millones de dólares. (Amable lector, si le resulta una cifra indecente, pásela a euros; réstele la última subida del IPC, sazónela con las sombrías predicciones del cenizo Solbes... y se le quedará en casi nada). Bettencourt es hija del fundador de la empresa de cosméticos L'Oréal, Eugene Schueller, a quien se vinculó en su día con el régimen nazi (una mancha que no es capaz de borrar ni el más eficaz de los peelings).
Le sigue una viuda sueca, Birgit Rausing, que ha heredado el fortunón (14.200 millones de dólares), que hizo su difunto marido con el tetrabrik (normal, es un producto que hasta los 'homeless' consumen). La tercera es otra heredera, aunque esta vez por parte de padre. Se trata de la alemana Susanne Klatten, cuyos 13.200 millones de dólares arrancan (y nunca mejor dicho) de la empresa automovilística BMW.
En cuanto a las ricas de aquí... No van en puestos de cabeza, pero sí se posicionan bastante mejor de lo que ha quedado España en el último medallero olímpico. Alicia y Esther Koplowitz, con sus apañaditos 5.200 y 3.300 millones, respectivamente, ocupan el séptimo y undécimo lugar. A ellas la fortuna también les llegó por vía parental, pero nada que ver con las anteriores... Ni coches de lujo, ni envaes de cartón, ni cremas, ni caros perfumes. En España es el ladrillo lo que realmente deja margen (bueno, dejaba). Eso, y copiar, como demuestra el hecho de que la número doce de la lista sea, con 3.000 millones de dólares, Rosalía Mera, ex mujer de Amancio Ortega (el rey de la ropa 'fusilada').
Lo curioso de Alicia Koplowitz es que un buen día se retiró del negocio de la construcción para, según comentó, dedicarse a cultivar su faceta más espiritual. Y debió de rezar mucho, porque hoy es la mujer más rica de España. Además, podría ser también la más grande si se casa con Carlos Fitz-James Stuart, el futuro duque de Alba. Pero está la cosa muy verde. Alicia se lo está pensando tanto que, a este paso, se le va adelantar su 'futura suegra' casándose con un señor de Palencia.

| Comparte esta noticia -

¿Qué es esto?

Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios
Vocento
SarenetRSS