Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
AVILÉS - GIJÓN - OVIEDO | Personalizar edición | RSS | ed. impresa | Regístrate | Miércoles, 22 octubre 2014

Cuencas

ASTurias

Se trata de un mal que fue detectado por primera vez en EEUU a comienzos del siglo XX, llegó a Galicia y al País Vasco en los años 40 del pasado siglo y se observó en Asturias en 1982
01.09.08 - 15:45 -

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
Los concejos del Nalón y del Caudal son las zonas de Asturias que más padecen la enfermedad del chancro en sus castaños.
La responsable del Programa de Patologías del Servicio de Investigación y Desarrollo Agrolimentario (SERIDA), Ana González, explica que un concejo de pequeña extensión como es Sobrescobio, en pleno Parque Natural de Redes, registra, al menos, tres tipos distintos de chancro en sus castaños, lo que contribuye a que el control de la enfermedad sea más difícil.
Si bien "tres tipos todavía no son muchos", según reconoce Ana González, "en las Cuencas es donde primero se detectó, pero también donde más variabilidad hay", lo que supone que "cuanta más diversidad hay, más difícil es tratarlo".
Se trata de un mal que fue detectado por primera vez en EEUU a comienzos del siglo XX, que llegó a Galicia y al País Vasco en los años 40 del pasado siglo y que se observó en Asturias en 1982, siendo las Cuencas el lugar con mayor incidencia, si bien el SERIDA sólo ha declarado 11 concejos asturianos fuera de la plaga del chancro, la mayoría de la zona occidental.
El chancro es una enfermedad que afecta no sólo a los castaños, sino a todo tipo de árbol frutal, aprovechando las heridas en la corteza o ramas, impidiendo que la savia circule por los puntos afectados, que se secan adoptando un aspecto acartonado, lo que puede llegar a acabar con el ejemplar dañado.
Desde el SERIDA se sospecha que el chancro procede de la importación de madera, lo que explicaría que las Cuencas fueran las primeras zonas de Asturias en las que se declaró la enfermedad, dada la necesidad de madera para las minas.
Ana González indica que "los expertos siempre dicen que el chancro viaja por carretera", lo que supone que los concejos donde no se detecta chancro son Los Oscos, Taramundi o San Tirso de Abres, que tienen menos tráfico y menos trasiego de material.
La incidencia de este mal en los castaños es especialmente preocupante para zonas como La Güeria Carrocera, donde el Principado ha puesto en marcha un plan para aprovechar en régimen de cooperativa los recursos que aportan los montes, habida cuenta de la gran dispersión de la propiedad de estos espacios.
Ana González confía en que el chancro no suponga el final de los castaños en Asturias, si bien reclama atención para este problema, ya que su transmisión se produce por el agua y por la tierra.

| Comparte esta noticia -

¿Qué es esto?

Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios
Vocento
SarenetRSS