Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
AVILÉS - GIJÓN - OVIEDO | Personalizar edición | RSS | ed. impresa | Regístrate | Miércoles, 22 octubre 2014

Oviedo

Oviedo

Ruiz de la Peña dice que «Oviedo es una creación de Alfonso II; el descubrimiento de la fuente no cambia su historia»
05.09.08 -

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
Del descubrimiento de una fuente datada en el siglo IV -siempre según los análisis del Carbono 14- a decir que existe un Oviedo romano va un trecho. Los arqueólogos e historiadores son prudentes a la hora de valorar el hallazgo en el solar de la ampliación del Museo de Bellas Artes, a la espera de conocer la publicación de los resultados de las excavaciones dirigidas por el arqueólogo Rogelio Estrada. Lo que tienen claro tanto el catedrático de Historia Antigua de la Universidad de Oviedo, Narciso Santos Yanguas, y el de Historia Medieval, Juan Ignacio Ruiz de la Peña, es que en Oviedo no hubo una ciudad romana. A lo sumo, apuntó el primero, el resto podría relacionarse con la existencia de una villa romana en las proximidades de la calle de la Rúa. Porque, como añadió el segundo, «Oviedo es una creación de Alfonso II» en la Edad Media.
Eso no quita, bien es verdad, para que hubiera asentamientos anteriores, «pero eso no cambia nada la historia de la ciudad», añadió Ruiz de la Peña, también director del Real Instituto de Estudios Asturianos (RIDEA).
El pasado 17 de julio, la Consejería de Cultura dio a conocer el descubrimiento de los restos de una fuente. En un primer momento, su parecido con La Foncalada, hizo pensar en una fuente medieval. El Principado envió los restos a la empresa estadounidense Beta Analytic, en Miami, Florida, para su análisis con Carbono 14. El miércoles presentó a los medios de comunicación los resultados. Una de las muestras, la correspondiente al estrato donde se hallaba el surtidor, apuntaba a una datación en un periodo comprendido entre los años 240 y 420 después de Cristo, durante los últimos años de la ocupación romana.
Santos Yanguas recela de estos análisis radiocarbónicos, con limitaciones grandes y que no siempre se han demostrado fiables. Y así, sin que en principio se hayan encontrado cerámicas, monedas o restos materiales en el entorno de la fuente, que ayudarían a una datación más fidedigna, difícilmente se podrá concluir cien por cien su origen romano, y menos aún el de Oviedo. Tampoco, recordó el catedrático, hay referencias literarias a una ciudad romana en Oviedo, como sí las hay de Gigia (Gijón), Flavia Navia (en Santianes de Pravia) o Lucus Asturum (Lugo de Llanera). Fuera de la región, aunque también en el norte, hay otros ejemplos claros, como Lugo (de Galicia), Astorga o León, «que sí pueden presumir de un pasado romano», añadió Ruiz de la Peña.
Ambos descartan la existencia de una ciudad romana en Oviedo. Su fundación llegó con Alfonso II, sobre asentamientos anteriores de su padre, el rey Fruela, y los frailes Máximo y Fromestano en San Vicente en 761. Eso no quita para que hubiera núcleos de población, asentamientos previos. El catedrático de Historia Antigua, y experto en romanización en el norte de la península, aseguró que la fuente de la Rúa podría corresponderse con una villa romana. «Oviedo no surge de la nada, hay población en su entorno». Y el ligado al surtidor podría ser un pequeño núcleo de carácter rural.
Pero hay una diferencia con otro hallazgo romano en el entorno de la capital: la villa de Paraxuga, donde hoy se levanta la Facultad de Medicina. En el solar del Bellas Artes no se han encontrado -o al menos no se ha desvelado por la consejería- cerámica u otros materiales que pongan en contexto el resto. «El hallazgo en sí sólo no significa nada».
Juan Ignacio Ruiz de la Peña no considera «extraño» el encuentro de un resto romano en la ciudad. «Los alrededores de Oviedo están llenos de vestigios romanos. Asturias claramente se romanizó, a pesar de lo que digan algunos», explicó.
Los arqueólogos
Sin embargo, en el casco histórico, en el llamado Oviedo Redondo, sería el primer hallazgo de tiempos del Imperio encontrado hasta la fecha. «No hay otros restos de esta época», recordó el arqueólogo Sergio Ríos. Pero, para su colega Gema Adán, resulta curioso que «en el más del centenar de excavaciones llevadas a cabo en El Antiguo desde 1985 nunca salió nada romano».
Ambos esperan con interés la publicación del informe, con más datos y conclusiones. Tendrán que esperar. Según avanzó el director general de Patrimonio, será a finales de septiembre. Y un mes puede dar muchas sorpresas. O ninguna.

| Comparte esta noticia -

¿Qué es esto?

Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios
Vocento
SarenetRSS