Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
AVILÉS - GIJÓN - OVIEDO | Personalizar edición | RSS | ed. impresa | Regístrate | Miércoles, 22 octubre 2014

Economía

21.09.08 -

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
Juliana confirmó ayer que construirá uno de los cinco barcos que el Gobierno de Venezuela le ha adjudicado a su propietario, el grupo gallego Factorías Vulcano, junto con el astillero vigués Freire. Se trata de un oceanográfico preparado para navegar por la Antártida y que, según se explicó en el momento de la firma, tendrá un casco reforzado y plataforma para helicópteros. El astillero vigués Freire construirá otros dos buques para la investigación oceanográfica, mientras que Vulcano se hará cargo de dos buques sísmicos para la prospección petrolífera. Ésa es la previsión de Juliana, a expensas de cerrar más contratos que pudieran llevar a las dos factorías a reorganizar la carga de trabajo.
Crédito de 15 millones
Por otro lado, el Banco Pastor ha concedido a Juliana un crédito de 15 millones de euros con el aval de la sociedad Pequeños y Medianos Astilleros en Reconversión (Pymar), dependiente del Ministerio de Industria. A cambio, Pymar (responsable del suelo de Naval Gijón) ha pedido, como garantía, a Juliana hipotecar a su favor los terrenos del astillero, una operación empresarial que se considera habitual para obtener financiación y que ha contado con la autorización de Izar. La dirección del astillero subrayó ayer que la operación «no se ha elevado a escritura pública, por lo que los terrenos no están hipotecados».
Con este crédito, el astillero recibe una inyección de liquidez, después de haber renegociado con el armador noruego Rieber el contrato para construir cuatro buques sísmicos y aprobar una ampliación de capital de 5,8 millones con el fin de afrontar las pérdidas que, según una auditoría externa, ascienden a 369.183 euros. A 31 de diciembre, eran de 16,8 millones. En breve, el astillero vecino, Naval Gijón, presentará el expediente de extinción de contratos para prejubilar a 55 trabajadorescomo paso previo al cierre. Juliana se ha comprometido a incorporar a los 44 restantes. Sin embargo, la plantilla de Juliana pide un rejuvenecimiento de plantilla para asumir a este personal. La dirección dice que «hay que diferenciar las dos cuestiones» y «pensar en la plantilla de Naval. No puede utilizarse como moneda de presión».

| Comparte esta noticia -

¿Qué es esto?

Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios
Vocento
SarenetRSS