Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
AVILÉS - GIJÓN - OVIEDO | Personalizar edición | RSS | ed. impresa | Regístrate | Miércoles, 22 octubre 2014

Portada

OPINIÓN ARTICULOS

11.11.08 -

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
Perio... idiotismo
J ULIÁN Muñoz se cotiza. Una cadena televisiva va a pagarle 350.000 euros. No es una locura, sino precio de mercado. Ya hubo quien ofreció trescientos mil. La lección es evidente: el chorizo casero se ha vuelto 'delicatessen'. Una suerte que la libre información dé carta ciudadana y exhiba el pillaje nacional.
Hace poco, una dama, famosa en su casa, salió cual Agustina de Aragón limpiando la honra de su novio que la golpeaba con amor y que, por amor, dejó en coma a quien osó impedirlo; otra, pillada con el carrito del helado bajo el sol marbellí, ejercía de tertuliana en esperpéntica tertulia, y el 'Dioni' sientaba cátedra cual intelectual. La porquería pasa de los vaivenes bursátiles de Wall Street.
Es un 'hobby' nacional idolatrar -insultos de por medio- a quien torea la ley. Nos gusta lincharlos, exhibirlos, lapidarlos, echarlos a las fieras y luego, saciados, premiar su gracia. Un mercado saneado no sabe de crisis ni exige reuniones del G-20, son buitres vestidos de periodista, un miserable presto a la agresión -no hay árnica como el dinero-, un público vampiro sediento y gobernantes listos a meter mano en casi todo y la pata, casi siempre, salvo en la santa libertad de expresión, que, la verdad, con poquita cosa se conforma.
Muñoz irá a que lo insulten, contará su dolor ante tanta incomprensión; quizá dé lástima, reciba SMS apasionados y muestre cómo los disgustos adelgazan mientras engorda su cuenta recuperando paso, peso, piso y poso con lo que no puso.
El sueño periodístico en pos de la verdad es travestido por el 'showman' famoso que, tras palabras como investigación, primicia o reportaje,se justifica con que la noticia es asunto de mercado, él solo la oferta en el quiosco. Siempre les queda ese argumento de gusto liberal: nadie obliga, se televisa lo que gusta y ocurre, el espectador tiene el mando, la audiencia manda... y nosotros, a sus órdenes. Brillante, en tiempos del general ya había libertad para apagar y taparse la nariz. En fin, que la pluralidad informativa resulta multiplicación de lo único y la tensión lógica entre medios de comunicación-interés público-función social termina siempre en lo mismo.
Conclusión, la golfería no es un exceso, sino un modo de vida; el golfo vive siempre del prójimo, primero con mentiras, luego como legitimo vendedor de su verdad y 'biografía' -sus años le costó abrirse futuro-, con la complicidad de quien confunde verdad con audiencia y verdad descarnada con escarnio de alguien dispuesto a vender su dignidad a cambio del rédito otorgado por una sociedad que disfruta siendo y sabiéndose engañada.
El eterno sol patrio bien merece el sacrificio de unos fríos meses a la sombra.

| Comparte esta noticia -

¿Qué es esto?

Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios
Vocento
SarenetRSS