Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
AVILÉS - GIJÓN - OVIEDO | Personalizar edición | RSS | ed. impresa | Regístrate | Miércoles, 22 octubre 2014

Gijón

GIJÓN

Luis Peláez señala las deficiencias de la obra y cree una «golfada» que el Principado la diera por concluida

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
La Pecuaria de Somió no será desalojada, al menos, hasta dentro de un año. Eso es lo que opina Luis Peláez, diputado del PP en el parlamento asturiano, después visitar las instalaciones del laboratorio de Deva, construido con fondos municipales y que el Principado ha asumido como propio esta semana. «Es materialmente imposible que se pueda hacer un traslado a estos nuevos equipamientos, porque la obra es una chapuza, mal ejecutada e incompleta, y no hay más que humedades y goteras. De mano, habrá que quitar todo el revestimiento del edificio principal y hacerlo nuevo. Ni siquiera las instalaciones para los animales reúnen las mínimas condiciones. Son un barrizal. Que el Principado asuma esta obra como terminada sólo se puede entender como una golfada», aseguró Peláez a EL COMERCIO.
El nuevo laboratorio para el Serida (Servicio Regional de Investigación y Desarrollo Agroalimentario), levantado casi en la cima del monte Deva, fue construido por el Ayuntamiento de Gijón tras un convenio suscrito en 2002 con el Principado. Según el mismo, el Ayuntamiento pondría a su disposición las instalaciones de Deva y Cenero -con una inversión de más de siete millones- y, a cambio, el Principado le devolvería los terrenos de la Pecuaria de Somió, ubicados en un lugar privilegiado y destinados a urbanizaciones de chalés, una residencia de ancianos y otros equipamientos.
Los sementales ya se encuentran en Cenero, pero la obra del laboratorio de Deva estuvo rodeada de multitud de problemas. De hecho, el Ayuntamiento no la dio por recepcionada hasta el pasado mes de mayo, un año y medio después de concluido el plazo de ejecución previsto en el pliego de condiciones.
Agua entre el aislante
Fue entonces cuando comenzó la tramitación para ceder la obra al Principado, un proceso que ahora el PP vaticina que será largo, de más de un año, porque el nuevo laboratorio, aún sin estrenar, está «en unas condiciones lamentables y, desde luego, sin posibilidad de realizar traslado alguno ni de personal ni de equipamientos ni de animales hasta que no se subsanen todas las deficiencias que están más que a la vista».
En este sentido, Luis Peláez, que visitó la obra de Deva en compañía de los concejales Eduardo Junquera y Pablo Fernández, señaló que «la obra es una chapuza completa. El agua entra por las cámaras del aislante, las paredes rebosan humedad y parte del techo ya está desconchado. Recepcionar una obra en este estado sólo se puede entender como un acto de mala fe. Lo que se ha hecho es trasladar el problema del Ayuntamiento de Gijón al Principado, porque se acepta, de forma deliberada, una obra en pésimas condiciones y sin cumplir las que se fijaron en su día. Y, encima, se calla. Esto huele muy mal».
Zanjas y tuberías
El diputado del PP relata una larga lista de deficiencias que «se comprueban a simple vista» y, entre ellas, además de las humedades y desconchados, destaca toda la parte exterior, «repleta de zanjas, trincheras y tuberías sueltas», y menciona que «el edificio no tiene ni lavabos, ni un solo grifo. Ni siquiera las tuberías del agua están conectadas. Todo está suelto. Los saneamientos están sin hacer y los materiales son de pésima calidad. Aquí es imposible trasladar nada. El Principado tendrá que volver a sacar esta obra a concurso para terminarla. Nosotros, desde luego, no vamos admitir ningún tipo de tapadera y vamos a pedir el expediente de recepción de obra para que se nos aclare toda esta chapuza que, al final, tendrán que pagar todos los asturianos».
Por último, el diputado del PP en la Junta General del Principado se pregunta de dónde va a salir el dinero -que a su entender va a ser importante-, para subsanar las deficiencias asumidas por la Administración regional con la recepción de la obra, y asegura que «se trata de un escándalo importante del que, desde luego, vamos a exigir todo tipo de documentación y responsabilidades políticas».

| Comparte esta noticia -

¿Qué es esto?

Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios
Vocento
SarenetRSS