Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
AVILÉS - GIJÓN - OVIEDO | Personalizar edición | RSS | ed. impresa | Regístrate | Viernes, 22 agosto 2014

Sociedad

01.03.09 -

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
Ella inventó la flema manchega, que viene a ser como una prima castiza de la británica. Ella cantó, y sigue cantando (porque a Sara Montiel no la apea del escenario ni la grúa, por mal aparcada que esté), 'Fumando espero'. Y lo cantaba con una parsimonia, con una delectación y cachaza que casi sacaban de quicio. Pero esa afición a tomarse su tiempo podría haber calado hondo en sus descendientes... Hasta el punto de que ahora Thais y Zeus (¿como venganza quizá por los nombres recibidos?) podrían reclamar la herencia de su difunto papá, Pepe Tous, dieciocho años después de su fallecimiento.
Dieciocho años, que se dice pronto... Lo normal es que un heredero espere a tener la mayoría de edad para ponerse a cobrar. Pero en el caso de los hijos de Sara es como si hubieran esperado a que el luctuoso suceso (la defunción en sí) cumpliera los dieciocho para pasar a la acción. La rapidez no parece ser el rasgo dominante de esta singular familia, es obvio. Lo confirma el hecho de que los hijos de Sara no demuestren la menor urgencia por abandonar el domicilio materno. Aunque yo, que he estado en esa casa, les comprendo, pues con tanto oropel y ornamento no es fácil encontrar la salida.
Sara niega que sus hijos padezcan una enfermedad 'hereditaria' semejante a la de los «¿Moreno? ¿Morales?», pregunta con sabio despiste, como queriendo olvidar el apellido de los descendientes de Junior. Sin embargo, ella no estuvo en el importante debut de su hijo como cantante en Madrid. Y como madre de Zeus (por cierto, ¿calculó Sara los años que le iba a echar encima el nombre que dio a su niño?), como madre de Zeus, digo, debería haber estado presente (y hasta omnipresente). Aquella silla vacía parecía delatar un desencuentro. Pero ella se justifica. Esa noche debía actuar en Socuéllamos... ¡Haberlo dicho antes, mujer! Socuéllamos está en La Mancha y ahora mismo La Mancha para Sara es 'Jolibú'.

| Comparte esta noticia -

¿Qué es esto?

Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios
Vocento
SarenetRSS