Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
AVILÉS - GIJÓN - OVIEDO | Personalizar edición | RSS | ed. impresa | Regístrate | Miércoles, 30 julio 2014

Cultura

Cultura

Tras cuatro años de silencio y con una historia de más de medio siglo a sus espaldas, el certamen regresa al palacio con tres colecciones entre las que destaca un homenaje al creador alemán Fred Stein
28.03.09 -

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
El Salón Internacional de Fotografía, una de las citas principales durante cincuenta años de la agenda cultural asturiana, resucita. Lo hace en mayo y en el Revillagigedo, el escenario en el que vivió su etapa y más brillante, hasta la edición 51, en 2004. Después de cuatro primaveras sin ser convocado, regresa con un cartel de lujo en el que se rinde homenaje a uno de los grandes de la fotografía, el alemán Fred Stein. Retratista de la intelectualidad americana de los años cuarenta, cincuenta y primeros sesenta, murió en 1967 a los 58 años (nació en Dersden, en 1909), dejando tras él una de las obras fotográficas más bellas del siglo XX.
Pero Stein, hijo de un rabino y una profesora de religión, no será el único invitado de este renovado salón, que sumará, a partir del día 5 del próximo mes de mayo, tres exposiciones independientes.
Por un lado, la que rinde tributo en blanco y negro a quien captó la imagen más conocida del matrimonio Capa, formado por la periodista de primera línea de guerra, Gerda Taro, y el gran genio de la fotografía Robert Capa, del que Stein era amigo íntimo. Por otro, la que exhibirá las obras ganadoras en el Concurso de Fotografía Purificación García, la diseñadora gallega, que desde hace unos años ha encarado un proyecto de mecenazgo artístico con este certamen. De su calidad y, por tanto, de la de las imágenes que ocuparán en la próxima cita el palacio, habla por sí sólo el jurado destinado a mantener la nobleza del lenguaje. Las fotos que aquí se cuelguen han sido elegidas por Marta Gili, Rafael Doctor, Chema Madoz, Oliva María Rubio y Alejandro Castellote.
En la muestra que viene a Gijón destacará la diversidad de temas, con cierto abandono del predominio que otras ediciones dieron los fotógrafos a la denuncia contra los malos tratos o la situación de los inmigrantes, en favor de una nueva mirada al paisaje y la arquitectura.
Cerrará el programa una asturiana que triunfa en París. Se trata de la fotógrafa Laura Medina, que mostrará por primera vez su obra en el Revillagigedo y lo hará ahora con algunos de los mejores.
El gran protagonista
Pero, sin duda, el protagonista en el Palacio Revillagigedo, que todavía muestra los cuarenta años de pintura de Favila, será Fred Stein, pionero en el uso de la pequeña cámara de mano.
Con su Leika colgada del cuello atravesó las calles de Nueva York, ciudad a la que debe una de sus mejores series, como se la debe a París, en la que vivió durante muchos años sin dejar un sólo rincón fuera de su objetivo.
A Stein le gustaban las gentes anónimas que decoraban los cafés y las avenidas, pero sobre todo era un apasionado de los retratos de ilustres personajes. Desde Albert Einstein, al que retrató a mitad de la década de los cuarenta, dando grises a una de las imágenes del genio que más veces ha recorrido el mundo, hasta Eleanor Roosevelt, la primera dama de Estados Unidos, casada con el mítico presidente del que tomó apellido y a la que inmortalizó nueve años antes de morir.
A su estudio llegaron también los rostros de Marc Chagall, Salvador Dalí, Herman Hesse, Helen Keller, André Malraux, Herbert Von Karajan y hasta 1.200 celebridades más. Políticos, artistas, literatos, hombres y mujeres extraordinarios que forman el álbum privado de todo un siglo de intelectualidad.
De este alemán incansable y de sensibilidad sobresaliente hoy se custodian con celo unas 20.000 fotografías. Entre ellas se han seleccionado las que llegarán ahora a Asturias, al centro de cultura de Cajastur, para recordar su maestría.

| Comparte esta noticia -

¿Qué es esto?

Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios
Vocento
SarenetRSS