Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
AVILÉS - GIJÓN - OVIEDO | Personalizar edición | RSS | ed. impresa | Regístrate | Jueves, 2 octubre 2014

Gijón

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
62 kilos de hachís, 510 gramos de marihuana y 17 plantas, 207 gramos de cocaína y 23 gramos de heroína. Es el balance de cuatro operaciones policiales contra la venta de droga llevadas a cabo en la ciudad y que se han saldado con la detención de 23 personas. El centro de operaciones de las cuatro estructuras delictivas se encontraba en Gijón.
En la de mayor envergadura, la denominada operación 'Ferralla', las fuerzas de seguridad arrestaron a doce individuos acusados de introducir cocaína desde León y hachís desde Marruecos y venderlo luego al menudeo en establecimientos hosteleros de Gijón y Langreo. La investigación comenzó en noviembre y se cerró el 13 de mayo con el decomiso de 37,5 kilos de hachís en 200 tabletas, 17 plantas de marihuana, 9.170 euros en metálico y cinco vehículos. La mayor parte del hachís estaba escondida en el interior de una mesa de billar en una vivienda de Lavandera propiedad de un hostelero marroquí, A. A. H., que regentaba un bar en la avenida del Príncipe de Asturias.
Otros 17 kilos fueron encontrados en un trastero de la calle del Naranjo de Bulnes, adquirido por el principal cabecilla de la red, el gijonés F. M. F. Éste a su vez contaba con un piso en León, donde presuntamente recibía las sustancias estupefacientes antes de trasladarlas a Asturias.
Los registros domiciliarios se completaron con un local en Langreo y cinco viviendas en Lavandera, La Braña y las calles de la Bañeza, carretera del Obispo y Guipúzcoa. Fue en la casa de La Braña donde la Policía halló una plantación de marihuana. Cinco de los detenidos permanecen en prisión acusados de un delito contra la salud pública.
Ultramarinos y lujo
La otra gran operación, denominada 'Reno', concluyó con siete arrestados de una misma familia que regentaba una tienda de ultramarinos en Tremañes y con la incautación de 22 kilos y 700 gramos de hachís. Tal y como explicaron ayer los mandos del Cuerpo Nacional de Policía al dar a conocer el resultado de las investigaciones, «llevaban una vida de lujo que no concordaba con el negocio que regentaban».
Los arrestados en Gijón adquirían la droga a dos gallegos (padre e hijo) afincados en una localidad leonesa y que poseían una carpintería.
La droga era trasladada a Gijón en coche y en el interior de un compresor modificado para eludir los controles policiales. Como ya adelantó EL COMERCIO, una de las principales intervenciones en el marco de esta operación se produjo en una vivienda unifamiliar en la Campa Torres. Además, registraron un trastero en Tremañes (donde se localizaron los 22 kilos de hachís) y un piso y una nave industrial en León.
Fueron intervenidos 53.320 euros, así como cuatro vehículos, un ordenador portátil y varios teléfonos móviles. Seis de los siete arrestados permanecen en prisión provisional.
A estos dos trabajos policiales se suma la desarticulación de dos puntos de venta de droga al menudeo: uno en un domicilio de la calle de Avilés y otro en un establecimiento de la calle de Ribadesella. En el piso se incautaron de 23 gramos de heroína en bolsitas termoselladas preparadas para la comercialización y cocaína en pequeñas dosis. En el bar, intervinieron 89,2 gramos de hachís.

| Comparte esta noticia -

¿Qué es esto?

Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios
Vocento
SarenetRSS