Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
AVILÉS - GIJÓN - OVIEDO | Personalizar edición | RSS | ed. impresa | Regístrate | Sábado, 19 abril 2014

Gijón

16.07.09 -

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
Los 65 empleados de Supermercados Oblanca votaron anoche mayoritariamente en asamblea no retrasar más el proceso de liquidación de la empresa y aceptar de inmediato la oferta del administrador concursal, Fernando Arancón, para la extinción colectiva de sus contratos. Dicha oferta recoge el mínimo legal establecido para las indemnizaciones. Esto es, 20 días de sueldo por año trabajado hasta un máximo de 18 años, que en ese supuesto equivaldría a un año entero de remuneración. La plantilla está sujeta al convenio minorista de la alimentación y por ello los ingresos medios oscilan entre los 700 y los 850 euros.
La plantilla de Oblanca también tiene el compromiso por parte del administrador concursal de que les será abonada la mensualidad íntegra de junio y los días trabajados en julio. Además, cada empleado recibirá un escrito en el que se les reconocerán sus derechos como acreedores.
En lo que respecta a los atrasos correspondientes a 2008 y las pagas extras no satisfechas, esas deudas se cubrirán, en la medida que se pueda, con activos de la empresa y el resto con el Fondo de Garantía Salarial (Fogasa).
La principal preocupación del capital humano de Oblanca ahora, según quedó anoche de manifiesto, es agilizar al máximo los trámites en el juzgado de lo Mercantil para tener garantizado el cobro del subsidio de desempleo ya en el mes de agosto. Para ello tienen que remitir toda la documentación que les reclama el Servicio Público de Empleo «antes del 22, 23 ó 24 de julio». «Es mejor cobrar menos ya que alargar la espera para cobrar», coincidieron en señalar los trabajadores consultados.
Según lo acordado en el cónclave de empleados, celebrado anoche en la tienda de Somió, el comité de empresa se reunirá esta tarde, a las 16 horas, con el administrador concursal para trasladarle que se acepta su propuesta para hacer efectiva la liquidación de la emblemática cadena de supermercados.
Los representantes sindicales de los trabajadores entregarán asimismo a Arancón la vida laboral y las cotizaciones a la Seguridad Social durante 2008 de los 65 empleados que se acogen a la oferta de finiquito. Según explicaron los miembros del comité, esta medida es necesaria, porque los papeles que entregó en su momento la empresa al juzgado, cuando se inició el proceso concursal, difieren con los datos reales de antigüedad y salarios de los miembros de la plantilla.
Una vez que se garantice el cobro del paro a todos los empleados, algunos de los trabajadores reconocieron que no descartan acciones judiciales a título individual contra el actual gerente de la empresa, al que responsabilizan de haber llegado a este fin «por su mala gestión y falta de interés por el negocio». La deuda reconocida en este momento por la gerencia de la cadena supera los dos millones de euros.
Una semana para cerrar
Los empleados ayer reunidos también expresaron su deseo de que la próxima semana pueda ser la última de apertura al público de las tiendas. «Seguir trabajando en estas condiciones, sin productos perecederos, es un calvario», aseguró María Jesús García Meana, con 28 años de antigüedad en la empresa y trabajadora del local de Alfredo Truán. Esta veterana empleada también aprovechó para expresar «el mayor de los agradecimientos» de la plantilla a los clientes de Supermercados Oblanca, «porque se están volcando con nosotros y todos los días se preocupan y nos preguntan por la situación en que vamos a quedar tras la liquidación de la empresa».

| Comparte esta noticia -

¿Qué es esto?

Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios
Vocento
SarenetRSS