El Comercio

Antiguos alumnos del Codema recogen firmas en apoyo a un profesor despedido

  • Solicitan una asamblea extraordinaria de la asociación en la que el director del centro explique su salida

Los antiguos alumnos del Colegio Corazón de María aún no han salido de su asombro después de que EL COMERCIO publicara el pasado 31 de julio que la dirección del centro había decidido despedir a un profesor sin otra explicación que la de 'conducta inapropiada con los alumnos'. Por eso, han decidido movilizarse y ayer llevaban recabadas 327 firmas en apoyo al docente despedido y para exigir una asamblea extraordinaria de la Asociación de Antiguos Alumnos del Codema en la que el director del centro, Simón Cortina, explique los motivos de esa drástica medida.

Los promotores de esta iniciativa, que surgió de manera espontánea entre varias generaciones de antiguos alumnos, consideran que se trata de «una campaña de desprestigio de la imagen del profesor cesado; tratándose de una persona totalmente vinculada al centro desde hace más de 40 años y con una trayectoria intachable». Según explican, primero fue alumno del Codema, pasando después a ejercer funciones de entrenador y coordinador de deportes para finalmente, incorporarse a la plantilla de profesores y educadores del centro.

Se pide una asamblea extraordinaria de su asociación al entender que es este órgano el encargado de hacer de puente con los responsables del centro. También reclaman la asistencia del director del Codema por lo que consideran «desconcierto» causado por las manifestación de Simón Cortina en las que indicaba que «en ningún momento estamos hablando de acontecimientos constitutivos de delito, pero sí de conductas inapropiadas e incongruentes en un centro con un ideario como el nuestro», dejando en el aire posibles interpretaciones «que ya se han dado». Quieren que se expliquen «los motivos que han llevado al cese del profesor, dejándolo a él y su familia en una situación de riesgo y desamparo social».

Un portavoz de este colectivo explicó que, «durante años, en el colegio nos han inculcado unos valores y unos principios que no se corresponden con lo que vemos ahora». Es más, apuntó que «esto lo hacemos por el cariño enorme que tenemos al colegio y a esta persona».

La semana pasada ya presentaron la petición para la convocatoria de la asamblea, una reunión que prevén se pueda celebrar el próximo mes de septiembre.