El Comercio

La pasión hecha cerveza

Ambiente alrededor de la cerveza artesana en Pates Arriba, en Gijón.
Ambiente alrededor de la cerveza artesana en Pates Arriba, en Gijón. / BILBAO
  • Los aficionados a la cerveza artesanadisfrutan ya de las jornadas dedicadas a ella en 27 establecimientos de la región

Más de veinticinco cerveceros venidos de toda España y Portugal - además de Asturias- presentarán sus líquidos artesanos el sábado y el domingo en el Museo del Ferrocarril de Gijón dentro del II Summer Beer Festival. Toda una selección que es una auténtica oda a la pasión por la cerveza, por su cultura y por su elaboración. En la oferta, más de cien variedades. Casi nada. Eso sí, consumidas con moderación -los vasos son de 25 centilitros, para la degustación- y para conseguir el verdadero reto del festival: «Crear una auténtica cultura cervecera en Asturias». Desde el lunes, se celebran en 27 establecimientos de la región -22 de ellos en Gijón- les Xornaes la Cerveza Artesano, un prólogo a la gran cita del fin de semana que reune alrededor de las barras a los aficionados a este tipo de bebidas, cada vez más demandadas.

Desde el punto de vista del elaborador, la mejor forma de que el público conozca el producto es que lo pruebe «del barril, ya que la cerveza estará siempre más rica que si viene en botella y, además, se sirve sin ningún añadido», explicó Adriana Zapico, que dirige el local Dipa, organizador del festival y productor de la cerveza Bayura, elaborada y embotellada en Gijón. Otro factor importante que avala la conservación en barril es la calidad de la espuma. Como bien aclaró Adriana, «a las cervezas industriales se les añade gas carbónico, que es lo que les da la espuma». En cambio, en las cervezas artesanas ésta es totalmente natural, «además es la que impide que el producto se oxide y pueda mantener sus propiedades intactas. La espuma de las cervezas artesanas tiene cada una su sabor», añadió.

Y no todo va a ser animar el paladar con la protagonista del festival. También habrá degustaciones de salchichas y embutidos artesanos de diferentes clases. Hoy por la tarde se podrá disfrutar de ambos en Arde Lucus. Lo regenta Pablo Breixo. Según él, la idea de ofrecer estos embutidos es «para dar un toque más artesano a esta jornadas y al certamen». Además, la idea de acompañar un trago de cerveza con algo de comer siempre triunfa. «Estas cervezas son como el vino. Cada una tiene un sabor que combina con una comida. Al igual que hay caldos que se beben con carne o pescado, con la cerveza artesana ocurre algo similar», explica.

Aseguran además que estas cervecas ayudan a prevenir enfermedades cerebrales y cardiovasculares -eso sí, consumida con moderación-. También es muy válida para hidratarse, ya que más del 90% de su contenido es agua. Además, contiene importantes cantidades de antioxidantes y vitamina B, esencial para el sistema nervioso y la regeneración de las células. En este Summer Beer Festival no existe una mala cerveza. Como mucho, unas que sepan mejor que otras.