El Comercio

Alarcos digital e internacional

Docentes de los cuatro países que participan en el Proyecto Erasmus +.

Docentes de los cuatro países que participan en el Proyecto Erasmus +. / Aurelio Flórez

  • El instituto gijonés coordina un proyecto con centros educativos de Holanda, Bélgica y Hungría sobre el uso de nuevas tecnologías en el aula

«Tenemos los medios, pero hay que saber qué hacer con ellos, cómo los aprovechamos». Ese es el fin último del trabajo que el IES Emilio Alarcos ha puesto en marcha junto con otros tres institutos de Holanda, Bélgica y Hungría. Los centros tienen ordenadores, tabletas, pizarras digitales pero... ¿Cómo usar todo ello para desarrollar la competencia digital de los alumnos y de los profesores? Esa es la pregunta que se hicieron los centros y las respuestas llegarán con las actividades y proyectos marcados para los dos próximos años. Hasta septiembre de 2017 estos cuatro institutos trabajarán de forma conjunta, en el marco de un Proyecto Erasmus + coordinado desde Gijón, donde estos días se reúnen docentes de los cuatro países para sentar las bases de toda la labor que tienen por delante, con la presencia también del Centro del Profesorado de Gijón.

Bajo el título IT@school trabajarán el Budapest XVII Kerületi Balassi Bálint Nyolcévfolyamos Gimnázium (Hungría), el Go!Atheneum Mol (Bélgica) y el Hofstad Lyceum (La Haya, Holanda). Hay varias cuestiones que ya están claras. Para empezar, que los alumnos trabajarán en grupos de edades. A saber, varios alumnos de cada centro participante, de segundo, tercero y cuarto de ESO y primero de Bachillerato, serán seleccionados por sus profesores y participarán en varios encuentros. El primero será en marzo, en Budapest. Después irán a La Haya, más tarde a Bélgica y la última reunión internacional tendrá lugar en Gijón, para cerrar el proyecto. Entre encuentro y encuentro, trabajarán en la plataforma digital europea eTwinning.

Profesores como alumnos

El coordinador de la iniciativa en el Emilio Alarcos es Francisco Prendes, que estos días ejerce de anfitrión. Él tiene claro que en este caso «los profesores van a ser los alumnos». La primera tarea que tienen es elaborar una encuesta que deberán contestar compañeros, profesores y familias, sobre el uso de las nuevas tecnologías. Además, la idea es que los estudiantes desarrollen una aplicación que deberán poner a prueba después en sus propios centros. Habrá una página web conjunta y cada instituto, además, abrirá un blog.

Francisco Prendes ve claro que este proyecto es una enorme oportunidad para algunos chicos y chicas. «Tenemos alumnos muy brillantes a los que no prestamos tanta atención como a los otros. Esta es una oportunidad estupenda para que puedan brillar y sorprendernos».

Por el momento, los docentes de los cuatro países parecían coincidir en lo básico: aún queda mucho por aprender en el uso de estas tecnologías en el aula. A partir de ahí, en cada lugar tratan de buscar alternativas. El Emilio Alarcos ha hecho «una fuerte apuesta por este tema» y dispone de ordenadores, iPADS, portátiles y pizarras digitales. En Holanda han puesto en marcha una experiencia piloto con un aula en la que los alumnos tienen iPAD para hacer las «clases más dinámicas». En Hungría tienen, como ocurre aquí, aulas de informática y dispositivos para compartir en todo el centro. Y en Bélgica han ido mucho más allá. Incluso hay alumnos, especialmente capacitados, que varias horas a la semana desarrollan programación de robótica. A diferencia de aquí, en los tres países tienen una asignatura sobre desarrollo de competencia digital. Tan solo otros dos centros asturianos (el Codema y IES Carmen y Severo Ochoa de Luarca) fueron seleccionados como coordinadores de un Erasmus +.