El colegio de Tremañes, premio María Elvira Muñiz

  • También distingue a Francisco Álvarez Velasco «por su fecunda aportación a la difusión de la lectura»

No solo tuvieron un sueño literario y lo cumplieron, sino que ahora ese sueño se ha convertido en un reconocimiento. El colegio de Tremañes ha obtenido el VI Premio María Elvira Muñiz de Promoción de la Lectura, y los más pequeños del centro, con 'El libro que nunca acaba' son los responsables. Los alumnos de Infantil, de 3, 4 y 5 años, decidieron el curso pasado que querían ser escritores. Y se pusieron a ello. Gracias a su trabajo, su interés, sus talleres para aprender cómo se hace un libro, y a la campaña de 'crowdfunding' (micromecenazgo), lograron los medios para hacer realidad su proyecto. El volumen, que fue presentado en junio en el Ateneo de La Calzada, recoge 13 cuentos y 13 poesías de 69 autores.

Ahora, el jurado del Premio María Elvira Muñiz ha considerado que el colegio merecía el galardón por segunda vez. En su modalidad B, que reconoce una «iniciativa singular desarrollada por un centro educativo de Gijón en favor del municipio», se ha tenido en cuenta esta «creación literaria y artística, que traspasó las paredes del centro escolar para acabar implicando a los padres y abuelos, a la biblioteca pública y a todo el barrio».

El galardón tiene otra modalidad, la A, que «reconoce a una persona, entidad o empresa por toda su trayectoria o por una iniciativa singular en favor del libro y la lectura». En este caso, el María Elvira Muñiz ha sido para Francisco Álvarez Velasco, por su «fecunda aportación a la difusión de la lectura, y más concretamente a la de la poesía, a través de una página web de tan largo recorrido y trayectoria como es Portal de Poesía, a los que se suman su méritos literarios confirmados por varios premios y reconocimientos».

El jurado del galardón, que se reunió el martes, está compuesto por Carmen Gómez Ojea, paco Abril, Fernando García Albella, Humberto Gonzali y José Luis Argüelles. Francisco Álvarez recibirá 1.000 euros y el colegio, un lote bibliográfico por valor de 1.000 euros.