El Comercio

Corripio: «Las acusaciones de Luis Roza son tan graves que no quedo tranquilo»

Antonio Corripio, a la derecha, con Julio Pinilla.

Antonio Corripio, a la derecha, con Julio Pinilla. / Daniel Mora

  • Espera que las elecciones en el Grupo sean limpias, pero cree que «sería mejor» que algunos incidentes no hubieran ocurrido

Las declaraciones del ya expresidente de la Comisión Electoral del Real Grupo de Cultura Covadonga, Luis Roza, quien dimitió tras tener conocimiento de que un escrito dirigido a él sobre las próximas elecciones fue retenido para someterlo a informe jurídico previo, no dejan tranquilo al único candidato anunciado hasta el momento, Antonio Corripio. «Me parece que la Junta Directiva del Grupo actuó de forma extraña y que provoca dudas en vez de despejarlas -dijo ayer Corripio a EL COMERCIO-. Desconozco qué planteaba exactamente el socio que registró el escrito y si podía tener razón o no, pero lo que me parece raro es que una persona como Luis Roza, que fue elegida en su momento por la propia directiva grupista, salga ahora con unas acusaciones tan graves que no pueden dejarme tranquilo. Es una pena que se produzcan estos incidentes, porque afectan a la normalidad de un proceso que debe ser limpio y transparente. Sería mejor que esto no hubiera ocurrido, pero espero que las elecciones se desarrollen sin dar pie a ningún tipo de duda».

Corripio explicó que no es una mera anécdota que el presidente de la Comisión Electoral dimita porque se sintió presionado y dijo que «aunque creo que me faltan datos, lo que se ha publicado hace que te preguntes qué es lo que está pasando».

Se da la circunstancia de que hasta el momento sólo Antonio Corripio anunció que presentará candidatura a presidir el Grupo (los comicios todavía no han sido tan siquiera convocados, pero sí está anunciada una asamblea, el próximo lunes 28, con la propuesta de llamar a las urnas el 31 de enero de 2016), aunque él cuenta con que habrá una alternativa continuista, «porque siempre existió».

No hay precedente en el Grupo de que el presidente de la Comisión Electoral dimitiera tras denunciar presiones, pero sí hubo algún caso polémico. Cuando Janel Cuesta se presentó a unas elecciones en las que le tocaba competir con el entonces presidente Luis Varela, su candidatura fue impugnada por supuesta incompatibilidad, ya que Cuesta había sido presidente de otra entidad. El asunto se resolvió sin mayor problema tras quedar demostrado que dicha representación pertenecía al pasado y no sería simultánea con la Presidencia del Grupo.

Fondo y forma

En este caso, fuentes oficiales del Grupo han rechazado ya las acusaciones de Luis Roza, tanto por el fondo como por la forma. Sobre la retención del documento a él dirigido, las fuentes citadas indicaron que se intentó aportar una consideración jurídica porque no siempre los miembros de una Comisión Electoral son expertos en leyes (casualmente Luis Roza es abogado).

En cuanto al fondo, el Grupo aduce que establecer un censo electoral no es competencia de una Comisión Electoral, sino que todo viene determinado por lo previsto en los Estatutos, que establecen como primera condición para ser elector y elegible ser socio de número. La polémica al respecto se suscita porque los tribunales tienen reconocida dicha condición a los antiguos socios del Centro Asturiano de La Habana de Gijón, pero todavía no por sentencia firme, ya que la referida fue recurrida por el propio Grupo. En todo caso, parece lógico que la directiva del Grupo, y consiguientemente sus servicios jurídicos, nieguen que los antiguos socios del Centro Asturiano lo son ya del Grupo, ya que, en caso contrario, no tendría sentido que tengan vedado el acceso a las instalaciones.

Por otra parte, las fuentes oficiales consideraron inaceptable que se denuncien presiones sin concretar en qué han consistido.