El Comercio

Educadoras y padres de las escuelas de 0 a 3 aplauden la inclusión de la llingua

  • Ven la medida como algo lógico, «pues el asturiano ya está en los ciclos de Primaria y Secundaria» y defienden que «cuantas más lenguas, mejor»

Profesores, padres y representantes políticos coinciden: «Todo lo que sea promocionar la cultura y la lengua asturianas es bienvenido». Pocas iniciativas logran un nivel de consenso entre los diferentes agentes implicados como el alcanzado por una de las medidas del Proyeutu de Plan de Normalización de la Llingua elaborado por la Oficina de Normalización Llingüística de Xixón aprobado ayer por en Conseyu Asesor de la Llingua y que será llevado al Pleno del Ayuntamiento. Se trata de la posibilidad de crear un programa piloto para introducir al asturiano como lengua vehicular de las escuelas de 0 a 3, una idea que la comunidad educativa acogió con los brazos abiertos.

«Esto es un avance social. Es la mejor defensa que se puede hacer de uno de los patrimonios culturales más importantes de Asturias», señalaba Enma Rodríguez, del Sindicato Unitario y Autónomo de los Trabajadores de la Enseñanza de Asturias (SUATEA), para quien esta medida es «algo lógico. Si ya tenemos de forma oficial al asturiano en los ciclos de Primaria y Secundaria, lo normal es que se incluya en el sistema educativo desde el principio. Es positivo ofrecer a los niños la oportunidad de escolarizarse manteniendo su lengua materna para evitar una ruptura con su entorno», agregó.

La vicepresidenta de la Asociación de Escuelas Infantiles Públicas de 0 a 3 años de Asturias, María Xesús López, también se mostró encantada con la idea, al considerar que «cuanto más pequeños se es, más interiorizado y natural es el aprendizaje de la lengua». La puesta en práctica de este programa, añadió, «sólo puede ser positiva, pues las familias asturfalantes agradecerán que sus hijos sigan aprendiendo la llingua en clase y las que no lo son sabrán que los niños van a aprender otra lengua más».

Una opinión que comparten desde la asociación de padres y madres de la Escuela Infantil de Tremañes, según apuntó su presidente, Manuel Ascáriz. «No creo que perjudique a nadie. De hecho, me parece positivo hablar cuantas más lenguas, mejor. Al parecer, luego es más sencillo aprender idiomas nuevos», apuntó, aunque reconoció que «introducir el asturiano como lengua vehicular quizá sea complicado. Veremos qué tal funciona, porque ya se realizan actividades de promoción de la cultura asturiana, como el magüestu, con buenos resultados».

Algo, esto último, que también destacó la concejala de Educación y Cultura, Montserrat López, quien indicó que «en este caso no se parte de cero, pues ya se están llevando a cabo numerosas actividades relacionadas con la promoción de la llingua». Desde su punto de vista, en el documento «se recogen muchas medidas que ya estaban aprobadas pero que a veces no se cumplían y se quiere, con esto, poner definitivamente en marcha, como el uso correcto de los topónimos. Cimavilla, Montiana, Puao... deberían, por ley, denominarse siempre así, pero como muchos llevamos toda la vida viéndolo castellanizado, nos resulta extraño», indicó. Destacó también que la introducción del asturiano desde la guardería contribuye, además de defender la llingua, «a aprender de forma correcta el español, sabiendo diferenciarlo del asturiano y no mezclando ambos, como hacemos habitualmente».

Más recursos

Desde IU y la Confederación Asturiana de Madres y Padres de Alumnos de Colegios Públicos (Coapa) también dieron el visto bueno a la propuesta, pero recalcando la importancia de dotarla de presupuesto y recursos para «no sobrecargar aún más a los educadores» y evitar que «se quede sólo en un enunciado». La concejala de IU Ana Castaño quiso destacar que «esta medida viene acompañada de muchas otras y todas ellas son importantes». Faustino Sabio, presidente de Coapa, señaló también la conveniencia de «implicar a todos los componentes del sistema educativo y social en el proceso para ver cómo se lleva a cabo».