El Comercio

El Grupo votará el 20 de marzo

Antonio Corripio, en primera fila y segundo por la derecha, con muchos seguidores detrás en la asamblea de ayer.
Antonio Corripio, en primera fila y segundo por la derecha, con muchos seguidores detrás en la asamblea de ayer. / PALOMA UCHA
  • La asamblea aprueba todas las propuestas del aspirante Antonio Corripio

La asamblea del Real Grupo de Cultura Covadonga dio ayer un acelerón al proceso para nombrar nuevo presidente al aprobar un calendario que prevé las votaciones el 20 de marzo, conforme a la propuesta de Antonio Corripio, en vez del 10 de abril, que era la propuesta de la junta directiva saliente, aunque ayer aceptó y, por lo tanto, apoyó, la fecha alternativa.

Bien es verdad que lo hizo tras una exhibición de músculo electoral por parte de Corripio, que cuando se trató la aprobación del calendario había sacado ya adelante con holgura (una media de 155 frente a 335 apoyos), el nombramiento de los tres miembros de la mesa moderadora y los tres integrantes de la Comisión Electoral, que quedó formada por Alejandro Rionda, Jesús Vigil y Zulima Olano. Es decir, la directiva saliente asumió el calendario de Corripio cuando ya estaba claro que no hubiera servido de nada no hacerlo, entre otras cosas porque la única persona que hasta ahora anunció claramente su pretensión de presentarse como candidato a presidente contó para sacar adelante sus propuestas con los votos favorables de algunos antiguos socios del Centro Asturiano significados por su lucha a favor de conseguir la integración en el Grupo.

Si hay más interesados en optar a la presidencia grupista se sabrá, conforme al calendario establecido, antes del próximo martes, ya que ese día finaliza el plazo para acreditarse como socio al corriente de pago, mayor de edad y con una antigüedad mínima de cuatro años que, sin ser directivo de otra entidad deportiva, desea recibir de la Comisión Electoral los pliegos de avales que tienen que llenar los candidatos para ser proclamados oficialmente como tales.

El actual secretario del Grupo, Armando Menéndez, y el abogado penalista José Joaquín García evitaron ayer clarificar cuál será su decisión final, si bien el segundo indicó que sólo hay «un 0,0001% de posibilidades».

Una incógnita singular en las próximas elecciones grupistas es el efecto que pueda tener la incorporación de los antiguos socios del Centro Asturiano, unos 1.800, de los que cerca de 1.200 realizaron ya los trámites para adquirir sus derechos sociales, aunque sea de forma cautelar, y poder participar en las elecciones.

En total, el censo llega ya a las 28.400 personas, pero los antiguos socios del Centro Asturiano, sin tener todavía definitivamente resuelta su integración, van a tener un protagonismo significativo por la influencia que su voto puede tener en la elección del nuevo presidente o presidenta (la elección de Tamargo se produjo con 3.142 apoyos y su reelección, hace cuatro años, con 3.205).