El Comercio

«Queremos hacer un proyecto de relevancia internacional, rentable y creador de empleo»

Miguel López, en la sede de la empresa en el Parque Científico.
Miguel López, en la sede de la empresa en el Parque Científico. / Purificación Citoula
  • Walden Medical es una empresa de reciente creación que busca posicionarse como un referente internacional en el campo de la investigación de tecnología médica. Este martes recibirá el premio Impulsa Empresas a la Mejor Iniciativa Empresarial. Uno de sus fundadores, Miguel López, responde a las preguntas de ELCOMERCIO.es.

Explica Miguel López, fundador de Walden Medical, a ELCOMERCIO.es que se trata de una empresa de reciente creación que busca posicionarse como un referente internacional en el campo de la investigación de tecnología médica «y, más concretamente, en el ámbitro de la Salud Móvil o mHealth, un sector que está en pleno auge y que, sin duda, revolucionará el sector sanitario en los próximos años».

¿A qué se dedica Walden Medical y cuando se creó?

El objetivo de nuestra empresa es lanzar al mercado un estimulador nervioso no invasivo, para el tratamiento de enfermedades neurológicas y psiquiátricas altamente prevalentes y incapacitantes. Nuestro primer proyecto se centra en el diseño y fabricación de un neuroestimulador auricular para el tratamiento de la migraña, la ansiedad y el estrés, aunque a futuro desarrollaremos herramientas para el tratamiento de otras enfermedades como la epilepsia, la depresión, el dolor crónico, y la obesidad, entre otras. Igualmente, un aspecto diferencial del proyecto de Walden es que nuestro neuroestimulador estará conectado de forma inalámbrica a un smartphone el cual, a través de una aplicación móvil, permitirá gestionar el mismo así como tener un contacto remoto y en tiempo real con cada usuario. Igualmente, el hecho de que nuestro neuroestimulador tenga conectividad con los dispositivos móviles nos permitirá transmitir y almacenar la información relevante de cada usuario con el propósito de poder prescribirle un tratamiento personalizado adecuado a sus características individuales (sexo, edad, momento del día…etc). De esta forma, nuestra visión de futuro es poder ofertar tratamientos adecuados a las variables particulares de cada persona en cada momento concreto de su vida e, incluso, ser capaces de predecir los desencadenes de estas enfermedades, y prevenir o paliar su síntomas antes de que aparezcan.

¿Quiénes la componen?

Walden Medical está compuesta por un equipo heterogéneo de profesionales provenientes de distintas disciplinas que, sin lugar a dudas, suponen el mayor capital de nuestra compañía. Los fundadores de la empresa son: Miguel López (Doctor en Neurociencia, Máster en Dirección de Empresas y Licenciado en Psicología; CEO de la compañía, con experiencia investigadora en distintos centros internacionales tanto en España como en Francia y Suiza, y con más de 10 de experiencia empresarial en el ámbito de la consultoría y emprendimiento, siempre vinculado al sector salud. Pedro Bermejo (Médico Neurólogo y Doctor en Neurociencai), Director Médico de Walden Medical, actualmente es neurólogo en el Hospital Puerta de Hierro de Madrid, y Presidente de la Asociación Española de Neuroeconomía y de la Asociación Española de Daño Cerebral. Iñaki Larraya (Ingeniero Industrial y Máster en Dirección de Empresas); Director Técnico de la empresa; Iñaki es uno de los mayores expertos que existen a nivel nacional en el desarrollo de soluciones tecnológicas en el campo de la salud móvil, poseyendo más de 20 años de experiencia profesional en este campo trabajando con empresas nacionales e internacionales. Igualmente importante para nosotros, es el equipo de asesores de relevancia nacional e internacional que se han implicado desde el nacimiento en nuestro proyecto (Profesor José Antonio Vega, Catedrático de Anatomía de la Universidad de Oviedo; Profesora Carmen Sandi, Directora del Brain Mind Institute de Lausana, Suiza; Simón Ordóñez, CEO de la Clínica Ordóñez y FISIOBOT; Dr. Jaime Chamorro, Psiquiatra de la Fundación Jiménez Díaz; y Alfonso Graiño, Fundador del bufete de abogados Graiño Legal)

¿Cuál es su ámbito de negocio?

Si bien la primera fase comercial se centrará en el mercado nacional el proyecto tiene que ir, inevitablemente, dirigido de forma progresiva hacia un mercado internacional, más concretamente hacia aquellos países con una mayor tasa de prevalencia de las enfermedades que pretendemos paliar, y en las que éstas generen un mayor gasto sanitario. Estos países, sin duda, se verán beneficiados por nuestro dispositivo al ser más efectivo y favorecer la reducción de los costes directos e indirectos generados por estas patologías altamente prevalentes y que en algunos casos padecen más del 40% de la población. Dentro de nuestro plan estratégico, sin duda Europa, USA y Asia, serán zonas estratégicas en las que introducirnos a futuro.

Situación presente del negocio y perspectiva de crecimiento a medio y largo plazo.

Actualmente estamos en la fase final de desarrollo del prototipo y validación clínica del mismo. En el primer trimestre de 2017 tendremos un producto mínimamente viable de la primera versión del dispotivo para el tratamiento del estrés. Posteriormente, en 2018 sacaremos al mercado los dispositivos para el tratamiento de la migraña y la ansiedad. Hay que tener en cuenta que estamos hablando de dispositivos médicos que requieren por pare de la Agencias Sanitarias de unas pruebas de validación clínicas que complejizan la puesta en el mercado de este tipo de proyectos, tanto por la necesidad de cantidades elevadas de inversión como por el tiempo que se requiere para alcanzar los estándares de seguridad y eficacia exigidos.

Ventajas e inconvenientes como empresas de comenzar su andadura en Gijón.

En principio no es ningún inconveniente, más al contrario. Tanto el Ayuntamiento y, especialmente el Centro Municipal de Empresas, nos han brindado su apoyo desde el inicio para poner en marcha nuestro proyecto, existiendo en nuestra ciudad un ecosistema que favorece el emprendimiento de proyectos tecnológicos que difícilmente encontraríamos en otras zonas de la región o el país. Además, y de cara a futuro, las empresas que coexisten en la Milla del Conocimiento hacen de Gijón un lugar ideal para desarrollar a largo plazo nuestro proyecto, ya que nos posibilita contar con partners de primer nivel en distintas áreas estratégicas para nuestra compañía.

¿Qué es lo que se pediría a las administraciones local y regional?

En este sentido, hasta la fecha no podemos más que estar agradecidos a la ayuda prestada por el Ayuntamiento de Gijón, ya que gracias al Programa de Plataformas de Desarrollo Empresarial hemos podido afrontar los costes derivados de la fase de diseño e ingeniería del prototipo. Igualmente, a nivel humano todo el equipo que conforma el Centro Municipal de Empresas nos apoya y orienta en el día a día en multitud de cuestiones relevantes para el adecuado desarrollo de nuestro proyecto. Por tanto, no tenemos nada que pedir en particular, que sigan apoyándonos como hasta ahora, pues estamos seguros que según vayamos cumpliendo los hitos que nos hemos marcado, nuestro proyecto será lo suficientemente atractivo y rentable como para poder lograr los recursos financieros necesarios bien de entidades públicas o privadas.

Reconocimiento al sacrificio

¿Qué significa este reconocimiento para Walden Medical?

Supone el reconocimiento a mucho sacrificio por parte del equipo emprendedor. Igualmente, es un aliciente para seguir trabajando y seguir luchando para construir un proyecto innovador que pueda situar a Gijón a la vanguardia de la investigación en el campo de la Salud Móvil. De todas formas, aún estamos en una fase muy incipiente del proyecto por lo que este premio tiene que ser un aliciente, pero no más, ya que todavía gran parte del camino está por hacer y aún no hemos logrado nuestro objetivo final que es hacer de Walden Medical un proyecto de relevancia internacional, rentable y creador de empleo en la región.

¿Algún consejo a emprendedores o gente con ideas de negocio?

Que antes de poner en marcha un proyecto tenga claro que el camino es difícil, lleno de obstáculos, aunque muy satisfactorio si realmente se cree en lo que se hace. Creo que no todo el mundo tiene la capacidad de emprender pues creo que se deben tener una serie de cualidades como la motivación al riesgo, la incapacidad para vivir en entornos rutinarios, una elevada tolerancia a la frustración, entre otras muchas. En los últimos tiempos, se ven muchos emprendedores que se lanzan a la aventura de emprender tras haberse quedado en el paro algo que, salvo excepciones, veo muy complicado. El emprendedor no cambiaría nunca su proyecto por un trabajo estable como trabajador por cuenta ajena, aunque implique una pérdida a nivel económico o en calidad de vida. Si no tienes este sentimiento de absoluta implicación con tu proyecto, que pasa a formar parte de tu vida, muy difícilmente serás capaz de superar todas la trabas que conlleva el poner en marcha tu propio negocio.