El Comercio

El PSOE afirma que Miguel Couto aparecía en los papeles del PGO que analizó su esposa

Miguel Couto con Emilio Ariznavarreta, responsable del equipo redactor del PGO, el día de la entrega del documento.
Miguel Couto con Emilio Ariznavarreta, responsable del equipo redactor del PGO, el día de la entrega del documento. / E. C.
  • «Ni mi marido ni yo tenemos conocimiento de su participación en la oferta», explica la decana de los arquitectos en una carta a los colegiados

El grupo socialista se ratificó ayer en sus críticas a la «falta de limpieza» en el concurso por el que se adjudicó la redacción del Plan General de Ordenación. «Cada uno de los datos que hemos hecho públicos se basan de manera clara y fehaciente en información que obra en el expediente municipal del contrato, sobre la que no cabe error de interpretación», indicó ayer en un comunicado. En el Pleno celebrado el lunes la concejala Begoña Fernández advirtió de una posible vulneración de la ley de procedimiento administrativo por la relación que une a Sonia Puente -que formaba parte del equipo encargado de valorar parte del contenido de las ofertas presentadas al concurso- con Miguel Couto, a quien la UTE adjudicataria del contrato encargó los procesos de comunicación y participación ciudadana del PGO. Pese a que Couto ha asegurado que su relación con la empresa se formalizó con posterioridad a esa adjudicación y que no tenía vinculación alguna con la oferta, el PSOE mantiene que su nombre aparecía en los documentos que tuvo que analizar su esposa.

Los socialistas presentaron ayer a la prensa parte del expediente de adjudicación, incluidas dos páginas que formaban parte de la 'documentación sujeta a valoración con criterios subjetivas', esto es, el apartado que debía leer Sonia Puente como parte de la terna de expertos nombrada al efecto. En ambas la UTE detalla un listado de «participantes» en los trabajos de redacción, veinte nombres entre los que se incluye el de Miguel Couto, de quien se espera una «dedicación puntual». Esta parte de la oferta de la empresa no es de acceso público. Sí es pública otra parte en la que se habla de la estructura organizativa sin mencionar a Couto. «La razón por la que su nombre es el único de todo el equipo que no aparece en la parte pública de la oferta es algo desconocido para el PSOE y que no ha sido explicado por nadie».

«El gobierno es responsable»

Los socialistas entienden que «el gobierno municipal acepta implícitamente su responsabilidad y la falta de argumentos para defender la legalidad del concurso público al no haber respondido a las críticas que hicimos en el Pleno». Añaden que el mismo lunes su portavoz, José María Pérez, mantuvo una conversación con Sonia Puente en la que le ofreció mantener una reunión para enseñarle esta documentación. «Ni la decana (del Colegio de Arquitectos) ni su esposo han accedido a comprobarla».

En una carta a los colegiados, Sonia Puente -que cuando se celebró el concurso era vicedecana- asegura que «ni mi marido ni yo tenemos conocimiento» de la inclusión de Couto en la oferta de la UTE. Explica que en ese tipo de equipos «cada integrante debe firmar personalmente un compromiso de elaboración del trabajo que se oferta, algo que no hizo porque él no se presentó a esa licitación». Remarca que la terna de expertos «no entró a valorar la composición de los equipos participantes», a lo que añade que «los que os dedicáis a este tipo de licitaciones conocéis la densidad de información de los documentos que hay que valorar y manejar, en este caso en PDF. Es un trabajo bastante arduo y pesado». Relaciona las críticas de estos días con «fricciones y recelos» fruto de su exposición pública como decana del colegio.