El Comercio

El Principado ofrece ayuda, pero recuerda que el emisario de Peñarrubia es competencia municipal de Gijón

fotogalería

Las aguas contaminadas tras la rotura del emisario. / P. Citoula

  • Inspectores de la consejería de Medio Ambiente se desplazaron al lugar del vertido para conocer la afección ambiental de las aguas

La Consejería de Infraestructuras, Ordenación del Territorio y Medio Ambiente del Gobierno asturiano ha aclarado este domingo que la gestión del emisario de Peñarrubia, que ha sufrido una incidencia que ha obligado a cerrar al baño una playa, es del Ayuntamiento de Gijón.

El departamento dirigido por Belén Fernández, ha señalado que ni la titularidad ni la gestión del emisario es del Gobierno regional, porque se trata de una infraestructura construida por el Ejecutivo central que cedió directamente al Ayuntamiento de Gijón, que la explota a través de la Empresa Municipal de Aguas (EMA). No obstante, desde la Consejería se han puesto en contacto con el consistorio gijonés, a través de la EMA, para ofrecer cooperación y ayuda desde un punto de vista técnico y para requerir una explicación sobre lo ocurrido. Sin embargo, afirman que no han recibido respuesta alguna aún por parte de la EMA.

En cualquier caso, desde el departamento de Belén Fernández ya se han desplazado inspectores al lugar del vertido para conocer la afección ambiental de las aguas. Han recordado que la Consejería tiene competencias en relación al estado ecológico de las aguas, pero que la calidad de las aguas de baño es competencia municipal.

Por último, en relación a las manifestaciones que ha realizado el diputado de Podemos Héctor Piernavieja, quien ha pedido explicaciones por lo sucedido a Belén Fernández, desde la Consejería han insistido en que las competencias del emisario son municipales. Así, han recomendado al parlamentario de Podemos que "redirija sus manifestaciones a las administraciones que son competentes".