El Comercio

Gijón analizará el vertido que obligó a cerrar la playa de La Ñora

fotogalería

Aguas contaminadas tras la rotura del emisario. / P. Citoula

  • Los alcaldes de Gijón y Villaviciosa y el Principado se movilizan para conocer las causas de la mancha que se extendió varios metros a lo largo de la costa afectando sobre todo a este arenal

El equipo de salvamento en playas y miembros del servicio de bomberos del Ayuntamiento de Gijón recogerán a primera hora del lunes, "en cuanto haya luz", muestras de agua tanto en los puntos habituales de control como en el entorno de la zona donde hoy se ha detectado una mancha cuyo origen, según fuentes municipales, es incierto.

Según explicó la alcaldesa, Carmen Moriyón, tras recibir un aviso alertando de la presencia de la mancha frente a las costas de Peñarrubia, la Policía Local puso el hecho en conocimiento del Seprona ( Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil), que "en una primera inspección visual pareció determinar que no se trataba de hidrocarburos". La Guardia Civil contactó con Capitanía Marítima, órgano que teniendo en cuenta las primeras impresiones que le trasladaban los agentes del Seprona se desvinculó al entender que la afección no correspondía a un vertido de combustible y, por lo tanto, no era de su competencia. Fuentes de la EMA señalan por su parte que, a la vista de las inmersiones realizadas en los últimos días para conocer el estado del emisario, no parece que su estado pueda tener como consecuencia una afección como la detectada. "Esperaremos a ver qué dicen los análisis", concluyó Moriyón tras visitar la zona junto al gerente de la EMA y la directora del área de Medio Ambiente. Técnicos del Principado también tomarán muestras en la zona.

El Ayuntamiento añade, por otra parte, que en la playa de Estaño, a diferencia de lo ocurrido en la vecina de La Ñora, en ningún momento se prohibió el baño.

Los hechos

La playa de La Ñora, en Villaviciosa, cerró al baño por el vertido a las 13.00 horas, según ha confirmado el coordinador de Salvamento del municipio, Borja Madiedo.

Según ha explicado, los socorristas ya le habían comunicado que la orilla estaba "muy sucia" y que nunca habían visto el agua así. Poco después en el centro de coordinación recibieron la llamada del 112 que les trasladaban el aviso del Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil (Seprona) de la presencia de posibles aguas fecales.

Inmediatamente, Madiedo envió una lancha que detectó una mancha "muy grande" y dio la orden de cerrar la playa al baño por contaminación. Todos los bañistas recibieron las correspondientes explicaciones de lo que sucedía y colaboraron.

A lo largo de toda la jornada, tanto Madiedo como su equipo han estado pendientes, por medio de embarcaciones, de la evolución de la mancha del vertido. En principio, la previsión era que se trasladara al Este. Sin embargo, no ha afectado a Playa de España.

Todo va a depender, según Madiedo, de la evolución de las corrientes. En el peor de los casos, la mancha de las presuntas aguas fecales, procedentes de cientos de domicilios de Gijón, podría llegar a la playa de Rodiles e incluso avanzar más hacia la costa oriental.

No obstante, también podría ocurrir que el vertido se fuera aguas adentro. Los socorristas de la zona de Villaviciosa seguirán en alerta las próximas horas para detectar la evolución de la contaminación. Si afecta a la zona de baño (200 metros en marea baja), ondeará la bandera roja y prohibirán a los usuarios que se metan en el agua. Las aguas fecales pueden ocasionar infecciones y otros problemas de salud, como gastroenteritis, a los bañistas.

Temas