El Comercio

Carmen Moriyón asegura que la mancha de la costa es una mezcla de «algas rojas invasoras, restos de medusas y espuma de mar»

vídeo

La alcaldesa, durante su comparecencia esta tarde en el Ayuntamiento de Gijón. / PURIFICACIÓN CITOULA

  • La alcaldesa afirma que en los análisis realizados por la EMA en el laboratorio de La Reguerona «no hay restos de aguas fecales»

Una mezcla de algas rojas invasoras, restos de medusas y espuma de mar. Ese es, según la alcaldesa de Gijón, el origen de la mancha que ha afectado a la costa este de Gijón y Villaviciosa, y que ayer obligó al cierre de la playa de La Ñora, arenal que hoy ha reabierto. Según explicó Carmen Moriyón este miércoles, en una comparecencia realizada en el Ayuntamiento de Gijón junto al gerente de la EMA, Vidal Gago, y la directora de Medio Ambiente, Clara Fernández, los análisis realizados por la EMA en el laboratorio de La Reguerona, no detectan presencia de aguas fecales y sí de esa composición de «algas rojas invasoras, restos de medusas y espuma de mar». Incluso abundó que algunas de esas algas estaban en estado de putrefacción y que podrían haber sido sacadas a la superficie por la mar de fondo que se registra estos días en el litoral del Cantábrico.

en contexto

  • Así estaba estaba en la mañana del lunes el agua de la costa de Gijón y Villaviciosa tras el vertido

  • El Helimer sobrevuela Peñarrubia para analizar el origen de la mancha

  • El Principado toma muestras de la mancha en la costa de Gijón y Villaviciosa

  • «El 'tira que libras' con el emisario de Peñarrubia fue una irresponsabilidad absoluta»

  • «Estaba visto que esto iba a pasar»

  • Las imágenes del vertido

  • Una mancha recorre las playas de Estaño y la Ñora

  • IU exige responsabilidades «técnicas y políticas» por el vertido de Gijón

No obstante, a pesar de contar con esa certeza, los buzos contratados por la Empresa Municipal de Aguas revisan nuevamente desde las 15.30 de esta tarde, los alrededores del emisario de Peñarrubia para cerciorarse de que no se ha producido ninguna rotura importante.

En los próximos días se sabrán otros parámetros de los análisis que realiza la EMA, como la demanda biológica de oxígeno, el PH, el amonio y la presencia de hidrocarburos.

Salvamento Marítimo está colaborando con el Ayuntamiento de Gijón y este lunes el helicóptero con base en El Musel, el Helimer Cantábrico, realizó un vuelo sobre la zona de Peñarrubia para determinar la extensión de la mancha y su deriva. De momento, los expertos han aconsejado a los responsables municipales controlar la concentración de algas por si fuera necesario realizar alguna intervención posterior, como su delimitación mediante barreras anticontaminación o su erradicación.