El Comercio

Un alga inocua procedente de Nueva Zelanda

El alga aparecida en las manchas detectadas en aguas próximas a los litorales de Gijón y Villaviciosa, la 'Asparagosis armata', es inocua y el único efecto pernicioso que pueda derivarse es el correspondiente al estado de putrefacción que presenta.

Según explicó a EL COMERCIO Eva Llera, exdirectora general de Pesca del Principado y responsable durante muchos años del departamento de algas del Centro de Experimentación Pesquera de Asturias, se trata de un alga procedente de Nueva Zelanda y que abunda bastante en aguas asturianas. Se trata de una macroalga y ninguna de ellas es tóxica.

Nada tiene que ver, dijo, con la microalga que produce las llamadas mareas rojas, que sí es tóxica y por eso su presencia abundante, que llega a provocar un enrojecimiento de la mar, obliga a suspender las capturas de moluscos.

Según Llera, en Asturias, a diferencia de Galicia, no son frecuentes esas mareas rojas, porque las características del litoral, con rías sólo en el Eo y Villaviciosa, son poco propicias para las concentraciones de micro algas