El Comercio

Profesores de los 35 centros que aplicarán el programa antiacoso reciben formación

 Jorge Antuña, Eva Illán y Montserrat López, en la mesa, se dirigen a los profesores que asistieron a la jornada formativa.
Jorge Antuña, Eva Illán y Montserrat López, en la mesa, se dirigen a los profesores que asistieron a la jornada formativa. / DAMIÁN ARIENZA
  • Los alumnos de 3º y 5º de Primaria y 1º y 3º de Secundaria ejercerán de 'tutores' de niños más pequeños para evitar el aislamiento de la víctima

«Tolerancia cero con el acoso escolar». Es la idea que ayer quisieron dejar clara las concejalas de Educación y Cultura y Bienestar Social, Montserrat López y Eva Illán, en la presentación de la formación que profesores de 35 centros escolares gijoneses recibirán estos días para poder implantar en sus aulas el programa 'Tutoría entre iguales'. Las psicólogas Mercè Santacana Modesto y Judit Miranda Fernández, miembros del grupo del Instituto de Ciencias de la Educación de la Universidad de Barcelona, serán las encargadas de impartir los cursos presenciales por los que, hasta el próximo lunes, pasarán decenas de docentes de centros tanto públicos como concertados y privados.

La principal novedad que introduce el programa creado por el psicólogo clínico Andrés González Bellido es que son los propios alumnos quienes intervienen activamente a la hora de frenar los posibles casos de acoso desde sus primeras fases, recalcó la edil de Educación y Cultura. «Si un niño acosado sufre muchísimo por ser víctima del acoso, a eso hay que añadir que siempre sufre marginación por parte del resto de los compañeros, por el miedo a ser la siguiente víctima. Con la 'Tutoría entre iguales' los escolares van a dejar ser meros espectadores para involucrarse ejerciendo de tutores de otros compañeros más pequeños. De esta forma, el acosador va a dejar de ser el protagonista para convertirse en el marginado y así lograr que abandone ese comportamiento», explicó López.

El programa se implantará en 3º y 5º de Primaria y en 1º y 3º de Secundaria, donde cada alumno se encargará de ejercer de 'hermano mayor' de otro niño más pequeño. Se pone solución así a uno de los principales obstáculos a la hora de atajar el acoso escolar: el desconocimiento de lo que está sucediendo por parte de los docentes. «En muchas ocasiones el profesor es el último que se entera, pues el acosador, evidentemente, actúa a sus espaldas y las víctimas tampoco se lo cuentan, sino que suelen recurrir a sus propios compañeros. De ahí la importancia de este programa», indicó la edil.

Tras una primera formación presencial en el Centro de Profesorado y Recursos de Gijón-Oriente, los docentes estarán preparados para formar, a su vez, a los alumnos. Será entonces cuando entre en funcionamiento un programa que ya se aplica en más de quinientos centros de toda España, con unos 20.000 profesores y 520.000 alumnos implicados. «Estoy segura que de va a ser todo un éxito a juzgar por el entusiasmo y las ganas que mostraron los centros del municipio», manifestó López, para quien «éste u otro programa similar debería estar ya implantado en todas las ciudades y comunidades».