El Comercio

La FAV recaba información sobre el efecto real de las baterías de cok

  • También quiere impulsar el debate sobre el plan de vías por medio de un pronunciamiento del pleno municipal

La Federación de Asociaciones de Vecinos de la Zona Urbana de Gijón (FAV) presentó alegaciones ante el Principado al proyecto de renovación de las baterías de cok de Arcelor, pero se distancia de la Plataforma Contra la Contaminación de Xixón en cuanto a que evita la exigencia de unas instalaciones totalmente nuevas y se limita a pedir al Gobierno regional que tome las medidas necesarias para garantizar que su funcionamiento es compatible con la calidad del aire en la zona Oeste del concejo.

La junta directiva de la FAV trató ayer con suma prudencia el polémico proyecto y, así como expresó voluntad de seguir trabajando con la citada Plataforma, hizo explícito también el derecho a diferenciarse en algunos casos.

En ese contexto, la FAV quiere ahora conseguir toda la información sobre los efectos previsibles de las renovadas baterías, mediante una mesa de trabajo en la que participarían los sindicatos de la empresa siderúrgica y las administraciones local y regional, que aporten los conocimientos técnicos necesarios.

Por otra parte, la directiva de la FAV acordó dar un impulso al debate sobre el Plan de Vías, dada la ausencia de noticias sobre el asunto, por ejemplo a través de un pronunciamiento plenario que permita saber si el proyecto que defiende el equipo de gobierno municipal es el que tiene la mayoría del pleno. En principio, se detecta pesimismo sobre el interés que despierta el terreno liberado para los constructores y algunos vecinos piensan que esa circunstancia y los problemas para formar Gobierno en España «les vienen muy bien a Ayuntamiento y Principado» para mantener las espadas en alto sobre sus diferencias, pero la FAV quiere desbloquear el proceso.

En otro orden de cosas, el presidente de la FAV, Adrián Arias, calificó de «fracaso» la experiencia con los llamados «presupuestos participativos» y aseguró que falta voluntad política para dar el contenido que los vecinos quieren a su participación en la programación del gasto municipal. No obstante, Arias definió como «logro irreversible» que los gijoneses puedan decidir, mediante votación por vía electrónica o presencialmente en los centros municipales, el destino de seis millones de inversión.

Respecto a los festejos públicos, la FAV se opone a la organización de festejos en el parque de Isabel la Católica, al entender que hay lugares más adecuados para ello, si bien la Asociación de Vecinos de La Arena manifestó, a través de su presidenta, Tita Caravera, que la ejecutiva de la citada agrupación acordó evitar esa oposición como forma de revitalizar el barrio y favorecer a sus hosteleros.