El Comercio

Veintidós horas entre la alerta por la mancha y la toma de las primeras muestras

Dos operarios vigilan y toman medidas de la mancha desde Peñarrubia.
Dos operarios vigilan y toman medidas de la mancha desde Peñarrubia. / PURIFICACIÓN CITOULA
  • La espuma fue detectada a las 10.30 del domingo y ninguna de las administraciones avisadas adoptó medidas para saber de qué se trataba

La alcaldesa de Gijón, Carmen Moriyón, ofreció ayer un pormenorizado relato de lo ocurrido desde que se detectara la mancha en el litoral cerca de Peñarrubia hasta que ella misma diera orden de tomar muestras para conocer el origen de lo que, en un principio, parecía un vertido del emisario. El caso es que desde que a las 10.30 horas del domingo la llamada de un ciudadano advirtiera a la Policía Local de la aparición de la mancha, hasta cuatro organismos fueron avisados, pero ninguno de ellos tomó una muestra para su análisis.

La Policía Local derivó el asunto al Servicio para la Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil, que realizó una inspección visual desde la costa. Éste avisó a Salvamento Marítimo, si bien ya le apuntaba que no parecía tratarse de un vertido de hidrocarburos. Una embarcación de Salvamento comprobó que, en efecto, así era, por lo que se dio aviso al Principado, que envió a un técnico de Medio Ambiente para inspeccionar la mancha. Y lo hizo, pero solo visualmente.

Moriyón explicó ayer que el domingo, «a las ocho y media de la tarde, decidí que había que tomar decisiones, porque todo eran inspecciones visuales. Nadie tomó una muestra. Decidimos que a las 8.30 horas del lunes los bomberos, con un inspector del Servicio de Medio Ambiente, fuera a la zona para tomar muestras y que se analizaran en el laboratorio de la EMA para saber a qué nos enfrentábamos».

Otra decisión que tomó la alcaldesa fue que ayer, a las 15.30 horas, bomberos contratados por la EMA realizaran una inmersión al colector de Peñarrubia para comparar datos con los obtenidos la semana pasada y saber si se había producido alguna rotura del emisario submarino.

Aunque no se habían tomado otras muestras de la mancha, la alcaldesa sí quiso resaltar la colaboración entre las distintas administraciones y servicios implicados en esta crisis e, incluso, ayer el helicóptero de Salvamento Marítimo sobrevoló la zona para delimitar la superficie del área afectada y determinar su deriva.

Por su lado, el Principado envió ayer otra embarcación a las inmediaciones de Peñarrubia para realizar sus propios análisis, que serán dados a conocer en el plazo de 24 ó 48 horas.