El Comercio

Antonio González Colunga, decano entre 1994 y 2004.
Antonio González Colunga, decano entre 1994 y 2004. / CITOULA

Colunga, exdecano de los letrados, distinguido por sus 50 años de profesión

  • «Es un orgullo echar la vista atrás y hacer repaso a toda una vida dedicado a la Abogacía. Además, todavía sigo en activo», dice el homenajeado

Antonio González Colunga, el que fuera decano del Colegio de Abogados de Gijón entre 1994 y 2004 será hoy distinguido por sus 50 años de profesión en el transcurso de la fiesta de la entidad colegial en honor a la patrona, Nuestra Señora de Covadonga. El veterano letrado ya recibió hace cinco años la insignia de oro que el Colegio concede en reconocimiento a los servicios prestados a los profesionales que han formado parte de las juntas directivas. En esta edición, ese gesto de gratitud recae en Francisco Armas Pontón, miembro del equipo directivo encabezado por González Colunga.

«Es un orgullo poder echar la vista atrás y hacer repaso a toda una vida dedicado a la Abogacía, han sido miles de juicios y miles de casos», comenta Colunga, quien explica que aún sigue «en activo llevando casos de oficio; es una forma de seguir estando en la profesión y de mantener la mente activa».

Otros 32 abogados recibirán hoy los diplomas conmemorativos al cumplir las bodas de plata en el ejercicio de la profesión. Además, darán la bienvenida a doce letrados que juran la Constitución.

El acto central de las celebraciones será la cena de confraternización en el Real Club Astur de Regatas, en la que se reunirán los más veteranos con las nuevas generaciones de una profesión que en la ciudad cuenta con aproximadamente 1.400 colegiados.

El programa festivo de la patrona arrancará a las 16 horas con el tradicional partido de fútbol que enfrentará en los campos de Mareo -«solo en lo deportivo», puntualizan- a los equipos de los colegios de abogados de Gijón y Oviedo. A las 19.30 horas se celebrará en la colegiata de San Juan Bautista la jura de los nuevos abogados. A las 20.15 horas tendrá lugar una misa en la iglesia de San Pedro, y a continuación, la cena en el Real Club de Regatas.

Temas