El Comercio

El Principado vende su participación en Talasoponiente

  • El Gobierno justificó que la función de la SRP es la promoción empresarial, previo requisito de viabilidad, y la recuperación en la medida de lo posible de las inversiones de la Sociedad en caso de resultar fallido el proyecto

«Ya no somos socios de Talasoponiente», afirmó ayer la presidenta ejecutiva de la Sociedad Regional de Promoción (SRP), Eva Pando, en su comparecencia en la Junta General. El Gobierno justificó que la función de la SRP es la promoción empresarial, previo requisito de viabilidad, y la recuperación en la medida de lo posible de las inversiones de la Sociedad en caso de resultar fallido el proyecto. A pesar de ello, en un comunicado la diputada Lorena Gil reprocha que el Gobierno «vendiera su participación en un proyecto con pérdidas de casi 700.000 euros -y recuperando solo 300.000- sin ni siquiera conocer el proyecto futuro de la empresa a la que había vendido su participación y sin asumir ningún compromiso de mantenimiento del empleo».