El Comercio

La Camocha arrancó con bolos y concierto del 'sex symbol' de la copla Rodrigo Cuevas

Rodrigo Cuevas se metió al público en el bolsillo.
Rodrigo Cuevas se metió al público en el bolsillo. / ARIENZA
  • Las celebraciones prosiguen hoy, día grande, con una alborá a las nueve de la mañana, seguida de la tradicional misa de campaña y procesión, al mediodía

Un año más, la folixa tomó por asalto las calles de La Camocha con la intención de quedarse, como poco, hasta el domingo. Los del poblado minero arrancaron sus festejos, como vienen haciendo los últimos años, con un guiño al panorama musical y cultural asturiano. En esta ocasión fue el aclamado y popular artista ovetense Rodrigo Cuevas quien, a bordo de sus consabidas madreñes y pertrechado del gracejo del que hace gala en todas sus actuaciones, abrió a las once de la noche unas celebraciones que ya habían comenzado por la tarde, en la bolera municipal, con una nueva edición del Memorial Magdalena. Con un divertido y peculiar repaso por la historia de la canción patria, siempre a su manera, el 'sex symbol' de la copla, como él mismo se define, se metió en el bolsillo a pequeños y mayores.

Las celebraciones prosiguen hoy, día grande, con una alborá a las nueve de la mañana, seguida de la tradicional misa de campaña y procesión, al mediodía. No faltarán el vermú, amenizado por el Grupo Folklórico Excelsior, los juegos infantiles, la merienda cena popular que cada año congrega a cientos de vecinos, y buena música de la mano de Los Jimaguas y la discoteca BKV, entre otros.