El Comercio

El Grupo recibe la baja del Centro del Registro de Entidades Deportivas

  • «Con lo que la fusión va camino en convertirse en definitiva formalmente»

El Grupo Covadonga recibió ayer la baja del Centro Asturiano de La Habana del Registro de Entidades Deportivas del Principado de Asturias, «con lo que la fusión va camino en convertirse en definitiva formalmente». Según destacó en un comunicado, queda pendiente de recibir la baja definitiva del Registro de Asociaciones del Principado, tal y como adelantó recientemente el director de Deportes, José Ramón Tuero.

La entidad grupista realizaba este anuncio el mismo día que daba a conocer un fallo del Juzgado de Primera Instancia nº 11 de Gijón que anula el acuerdo de la asamblea de socios que revocó la fusión al considerar que la directiva que presidía Enrique Tamargo no cumplió con la obligación de proporcionar información certera a los socios para a partir de ella tomar la decisión. El fallo tiene poca trascendencia práctica, salvo en lo que se refiere a la condena del pago de las costas judiciales, pues existen ya otras sentencias que consideran efectiva la unión de ambas entidades. Lo significativo son los motivos de la anulación, porque suponen culpar a la anterior directiva grupista de proporcionar información falsa. El juez indica que la información proporcionada a los socios, «pese a presentarse como cierta y fidedigna, sin embargo, no se hallaba debidamente contrastada en su adecuación a la realidad».

Se refiere a que «por el presidente y la directiva del R.G.C.C. se publicó una nota informativa, con carácter previo a la celebración de la Asamblea, en la que se daba cuenta de (...) pretendidas alteraciones, aludiendo al patrimonio sensiblemente inferior del 'C.A.H.G.', a su mayor número de socios, a la menor aportación patrimonial por socio como consecuencia de la fusión por absorción, a las inversiones a ejecutar para homogeneizar los servicios, a la existencia de un desequilibrio patrimonial, y a la necesidad de proceder a una subida de las cuotas de los socios», todo ellos, «pese a la ausencia de una constatación fidedigna», según el juez.