El Comercio

PSOE e IU piden que la regla de gasto no afecte a los servicios sociales

  • «No queremos encontrarnos en octubre con que se ha gastado en cosas no prioritarias y hay necesidades sin cubrir»

PSOE e IU reclamaron ayer al gobierno municipal que a la hora de hacer frente a las estrecheces que supone el cumplimiento de la regla de gasto se dé prioridad a la atención de los servicios sociales. Esta semana la concejala Eva Illán informó de la imposibilidad de contratar un educador social para la Empresa Municipal de Vivienda, como estaba previsto, para no superar los rígidos límites que marca la ley de estabilidad presupuestaria. «Nos acercamos peligrosamente a una situación en la que ante cualquier proyecto que no quieran realizar escucharemos que no se puede hacer porque supera el techo de gasto», advirtió Ana Castaño, de IU. Según la edil, «si detectan que con el gasto ya comprometido se supera el límite y que eso puede generar problemas en Servicios Sociales, a lo mejor lo que debe hacer Foro es establecer prioridades. A ver si en octubre o noviembre, por poner una hipótesis, los ciudadanos se van a dar cuenta de que a lo largo del año se ha alcanzado el límite de gasto en cosas que no son prioritarias y sin embargo hay necesidades sociales sin cubrir».

La socialista Marina Pineda recordó que la regla de gasto se calcula de forma consolidada -la suma del Ayuntamiento y sus empresas y organismos autónomos-, por lo que en caso de que Servicios Sociales alcance su tope «deben buscarse vías para poder compensarlo con otros gastos».

El límite que la regla de gasto establece para el Ayuntamiento de Gijón en 2016 es de 197,1 millones de euros, que es un 1,8% más de lo gastado en 2015.

Temas