El Comercio

«Estoy en contra de los esteroides, mi gimnasio está limpio», dice el dueño del 'Charly'

  • El establecimiento de la calle de Marqués de Casa Valdés fue inspeccionado por los agentes de la Brigada Central de Policía Judicial de Madrid en el marco de un golpe contra los esteroides

Fernando González, el propietario del gimnasio 'Charly' que el miércoles fue registrado en el marco de una operación policial contra el tráfico de sustancias anabolizantes, aseguró ayer a este periódico que «nada tiene que ver con el asunto de la investigación» y se mostró tajante sobre el consumo de esteroides. «Soy naturópata y acupuntor, vendo salud y esas sustancias son totalmente perjudiciales, cualquier persona que me conozca sabe que estoy en contra de todo ese tipo de sustancias. Mi gimnasio está limpio», manifestó.

Su establecimiento de la calle de Marqués de Casa Valdés fue inspeccionado por los agentes de la Brigada Central de Policía Judicial de Madrid en el marco de un golpe contra los esteroides que en Asturias llevó además a registrar otros negocios en Arriondas, Piedras Blancas y Avilés. «Los policías llegaron con una orden judicial para poder registrar una taquilla de un usuario y las estancias privadas. No encontraron nada», remarca González, quien puntualiza, no obstante: «No me puedo hacer responsable de lo que consuma o deje de consumir un usuario, pero en mi gimnasio no hay sustancias de esas porque yo no las tolero».

Ese usuario al que la Policía detuvo es un exguardia civil que se encuentra en los calabozos de la Comisaría de Gijón junto a los otros tres arrestados a la espera de pasar a disposición del juzgado de guardia.

Los trabajos policiales se han centrado en los ambientes de culturismo, en centros deportivos y tiendas de nutrición en las que las fuerzas de seguridad tenían sospechas de que se pudiera vender productos prohibidos como esteroides. Esta nueva intervención policial contra la venta de esteroides tiene lugar siete meses después de que fuesen arrestadas ocho personas en el marco de la denominada 'operación Pértiga', llevada a cabo en varias localidades.