El Comercio

El dueño del gimnasio 'Charly' reitera su inocencia

  • José Ángel Fernández, propietario de la tienda Sella Nutrición, aseguró ayer que «aquí no se vende ninguna sustancia ilegal, la Policía no ha venido a inspeccionarnos y nos están machacando»

Fernando González, el propietario del gimnasio 'Charly', adonde acudió la Policía el miércoles para registrar taquillas y estancias privadas en busca de sustancias ilegales, volvió ayer a desvincularse de la operación llevada a cabo para desmantelar una red de venta de anabolizantes en varias localidades asturianas. González reiteró su inocencia y que es contrario al consumo de esteroides. «Mi gimnasio está limpio», remarcó.

Su establecimiento de la calle de Marqués de Casa Valdés fue inspeccionado por los agentes de la Brigada Central de la Policía Judicial de Madrid al mismo tiempo que se registraban otros negocios en Arriondas, Piedras Blancas y Avilés. Los policías llegaron con una orden judicial para registrar la taquilla de uno de los detenidos en la operación, un exguardia civil, y las estancias privadas. «No encontraron nada», remarca el dueño del 'Charly', quien añade que «no me puedo hacer responsable de lo que consuma o deje de consumir un usuario, pero en mi gimnasio no hay sustancias de esas porque no las tolero».

Tienda de Arriondas

José Ángel Fernández, propietario de la tienda Sella Nutrición, aseguró ayer que «aquí no se vende ninguna sustancia ilegal, la Policía no ha venido a inspeccionarnos y nos están machacando ». Fernández apunta que «a los que cogieron en Arriondas son personas de los gimnasios que lo venden por su cuenta sin una tienda física. Nos están perjudicando mucho por ser la única tienda de Arriondas que vende productos para deportistas».