El Comercio

«No estamos cerrados a escuchar propuestas sobre la 'Plantona'»

Mancha avistada el pasado viernes en la zona del emisario de Peñarrubia por los bomberos.
Mancha avistada el pasado viernes en la zona del emisario de Peñarrubia por los bomberos. / E. C.
  • Los vecinos de El Pisón emplazan a las tres administraciones a que «muevan ficha» para resolver el problema de los vertidos sin depurar

«No estamos cerrados a escuchar propuestas sobre la recuperación de los filtros de desarenado y desengrasado en la 'Plantona'». Quien así habla es Manuel Llano, portavoz de los vecinos de la colonia de El Pisón, que se sienten amparados por los tribunales tras la orden dictada el pasado 28 de abril por la Audiencia Nacional para paralizar cualquier actividad en la depuradora construida a pocos metros de sus viviendas.

«Somos de Gijón y nos preocupa como a la mayoría de la ciudadanía la situación de los vertidos al mar. Si las administraciones implicadas se ponen de acuerdo y tienen soluciones que ofrecer que las propongan», señala Llano. «Lo que no queremos es que entre en funcionamiento la depuradora. Ahora mismo no decimos ni que sí ni que no a restaurar los equipos de la 'Plantona', porque en la última instancia será la junta vecinal la que decidirá», agrega.

«Estamos a la espera de que los políticos muevan ficha y nos traigan una propuesta concreta tanto para este asunto como para el tema de posibles indemnizaciones. Hasta ahora no han hecho otra cosa que marear la perdiz y enredar con recursos e incidente de ejecución de una sentencia que es firme», lamenta el portavoz vecinal.

Principado y Ayuntamiento se reunirán mañana por la tarde en Oviedo con sus técnicos para consensuar una solución que permita volver a eliminar las grasas y arenas de las aguas residuales que se evacúan por el emisario de Peñarrubia. Ante la alarma del fin de semana pasado por la aparición de manchas en el litoral de Gijón y Villaviciosa, que en un primer momento se pensó que podían deberse a la rotura del emisario, la EMA y los técnicos de Medio Ambiente han seguido recogiendo muestras que, analizadas en el laboratorio, siguen sin albergar contenido tóxico.