El Comercio

Las aguas residuales de Gijón tendrán un pretratamiento antes de llegar al mar

  • El acuerdo ha sido tomado después de una reunión mantenida por la titular de Medio Ambiente del Principado, Belén Fernández, y la alcaldesa de Gijón, Carmen Moriyón

Las aguas residuales que vierten desde el emisario de Peñarrubia al mar Cantábrico contarán con un pretratamiento de desengrasado y desarenado para que no lleguen a la costa en la situación que lo hacen ahora, según ha anunciado hoy la titular de Medio Ambiente del Principado, Belén Fernández.

Ésta ha sido la principal cuestión que ha sido aprobada en la reunión que ha mantenido Fernández con la alcaldesa de Gijón, Carmen Moriyón, con el fin de dar "un tratamiento provisional a alrededor de 31.000 metros cúbicos que diariamente se vierten al mar sin depurar", ha resaltado la consejera.

"Aproximadamente cincuenta metros cúbicos al mes de arena y grasa que llegan al mar Cantábrico sin ningún tipo de tratamiento, nada más que un tamizado. Son datos elocuentes y reveladores para justificar la urgencia en la búsqueda de una solución a los vertidos", ha subrayado Fernández.

Por su parte, Moriyón ha señalado que las propuestas realizadas en la reunión de hoy tienen un carácter de "temporalidad", con el fin de tratar las aguas, y que en ningún caso serán definitivas.

"Que no salten las alarmas y alertas. Se han buscado soluciones que creemos que encajan dentro de toda la complejidad existente. Son soluciones que buscan no interferir en los procesos judiciales y no levantar nuevas batallas", ha precisado la alcaldesa en referencia a la situación por la que atraviesa la estación depuradora de aguas residuales (EDAR) Este de Gijón.

Las obras de esta EDAR finalizaron el 28 de marzo de 2016 si bien el pasado 27 de abril se procedió al cese de las actividades relacionadas con su instalación, paralizada por orden de la Audiencia Nacional, cuando ya se estaban realizando pruebas de pretratamiento de aguas residuales.

Esta circunstancia, unida al desmantelamiento previo de la instalación conocida como 'la Plantona', llevó al Principado a emplazar al Ministerio a que aclarase las alternativas que baraja en el caso de que la Audiencia Nacional no acceda a poner en marcha los sistemas de depuración de la estación del Este de Gijón en tanto se establece una solución definitiva sobre los vertidos.

En este sentido, ambas responsables de las administraciones asturianas han anunciado que mandarán una carta para que la ministra de Medio Ambiente en funciones, Isabel Tejerina, las reciba con el fin de abordar una solución de carácter inmediato a esta situación.

Moriyón ha asegurado que la reunión técnica que el próximo jueves se realizará en Oviedo para tratar este asunto ha sido convocada por el Ministerio y la Confederación Hidrográfica del Cantábrico (CHC) "al ceder a las presiones" provenientes del Ayuntamiento de Gijón y del Principado para conseguir este encuentro.

Las administraciones regional y local barajan una instalación en acero y otra fija en hormigón, ambas de carácter provisional y ubicadas en el lugar donde ahora esta la antigua depuradora, que esperan presentar a la CHC, titular del emisario de Peñarrubia.

"Son un serie de instalaciones fijas o movibles para poder quitar la grasa y la arena a los vertidos para que no lleguen al mar con los diámetros que ahora alcanzan", ha recalcado la consejera, que ha destacado el "alto nivel de consenso" alcanzado en la reunión de hoy con el Ayuntamiento.

Por último, la consejera ha indicado que la intención de estas soluciones provisionales y urgentes es conseguir que las aguas residuales que se viertan al mar "reciban el mismo nivel de tratamiento de desarenado y desengrasado existente ante de demolerse la anterior instalación".