El Comercio

Cinco jóvenes provocan altercados en las fiestas de La Camocha

Sesión vermú de ayer en la barraca de La Camocha.
Sesión vermú de ayer en la barraca de La Camocha. / ADRIÁN ARIAS
  • La Guardia Civil los identificó tras destrozar la barraca. Fueron recriminados por orinar en algunos de los portales del poblado

La Guardia Civil identificó la madrugada del domingo a cinco jóvenes por alteración del orden público durante las fiestas del poblado de La Camocha. De hecho, fuentes de la Benemérita confirmaron ayer que el instituto armado presentará denuncia contra los cinco por los altercados y destrozos ocasionados, en aplicación de la ley de seguridad ciudadana.

Al parecer, todo comenzó a altas horas de la madrugada después de que los vecinos recriminasen a este grupo lo que estaban haciendo en ese momento. Que no era otra cosa que orinar en los portales del vecindario contiguos a la barraca de la fiesta. Al pedirles que depusieran su actitud y dejaran de ensuciar las casas, su reacción fue de todo menos pacífica. Uno de los jóvenes estampó entonces un vaso de plástico en el que estaba bebiendo en la cabeza de uno de los vecinos. A partir de ahí se produjo un intercambio de puñetazos y la pandilla foránea, al sentirse acorralada por el vecindario, emprendió la huida arrasando a su paso la barraca de las fiestas. La última noche festiva en La Camocha, con el reclamo de la actuación de la orquesta Assia, atrajo a numerosas personas llegadas de otros barrios y parroquias.

Otra pelea y un coma etílico

La Guardia Civil también tuvo que intervenir en La Camocha, a primera hora de la noche, por otra pelea entre jóvenes que estaban haciendo botellón y que se produjo al lado de los coches de choque. Dos de las personas que salieron peor paradas de la riña, que fueron identificadas por los agentes de la Benemérita, expresaron su voluntad de presentar denuncia.

Además de broncas y peleas, el instituto armado también atendió a otra joven en La Camocha por un coma etílico.

Adrián Arias, de la comisión organizadora de las fiestas, aseguró no obstante que en el poblado «estamos contentos con el buen ambiente y el normal transcurrir de las fiestas de La Camocha». «Los altercados de la última noche no dejan de ser una anécdota», apostilló.