El Comercio

El Grupo triunfa con sus fuegos

Foto de familia de los distinguidos este año como socios de mérito y socios de honor del Grupo Covadonga.
Foto de familia de los distinguidos este año como socios de mérito y socios de honor del Grupo Covadonga. / FOTOS CEDIDAS POR EL GRUPO
  • El club dobló la demanda de pases de invitados e impidió el acceso a la sede de Las Mestas a los no socios a partir de las 11.30 horas de la noche

  • Más de 10.000 personas disfrutaron del espectáculo y de la música de Carlos Jean

El Grupo Covadonga triunfó con sus fuegos artificiales que, a diferencia de los de la Semana Grande, sí se pudieron ver y disfrutar en todo su esplendor. Más de 10.000 personas, según fuentes del club, se dieron cita en la sede de Las Mestas para presenciar el espectáculo pirotécnico. Todo un despliegue de efectos con varias tonalidades cromáticas y donde las palmeras que iluminaron la noche gijonesa se llevaron los mayores murmullos de admiración y también los aplausos. La falta de viento no fue esta vez óbice para la buena visibilidad.

Otra novedad de este año, además de quemarse los fuegos artificiales en un día distinto a la víspera del día de Asturias, fue la forma de regular los pases especiales para invitados no socios. El acceso solo estuvo permitido para estas personas entre las 20.30 y las 23 horas. Con todo, el club fue flexible ante la novedad de la implantación de este sistema y dejó entrar a invitados hasta las 23.30 horas. A partir de ese momento sí que se impidió el acceso a los no socios, lo que generó el enfado de los más impuntuales.

Desde la directiva grupista se recordó ayer que esta forma de acceder estaba detallada en los folletos de las fiestas sociales, en los medios y en el propio pase de invitados. Explicaron asimismo que este año se dobló la demanda de pases en relación con otros años y que hubiera sido imposible que todo el mundo accediera a tiempo.

En el aparcamiento público de Las Mestas, que se abrió para descongestionar el del Grupo hasta las 2.30 de la madrugada, se llenó el aforo de plazas. Incluso en los estacionamientos de El Molinón fue difícil dejar el coche por la alta concentración de gente para ver los fuegos artificiales.

A la conclusión del espectáculo pirotécnico grandes y pequeños vibraron con el concierto que ofreció Carlos Jean en el pabellón multiusos. La sesión del famoso dj duró hasta pasadas las dos de la madrugada.

La última jornada de las fiestas del Grupo estuvo centrada ayer en la entrega de distinciones, en un emotivo acto, en el que se reconoció la lealtad de los socios de mérito (más de 35 años como socios y más de 65 años de edad) y los socios de honor (aquellos que cumplen este año 50 de antigüedad como socios). En su discurso, el presidente del Grupo, Antonio Corripio, tuvo palabras de agradecimiento para aquellos que llevan «toda una vida respaldando cada mes su compromiso» con el Grupo. «En estos tiempos en que tanto se valora lo inmediato, la juventud , 'el quiero esto y lo quiero ahora' nosotros queremos reivindicar la experiencia y la constancia», remarcó. Ante las más de 80 personas que asistieron al acto de entrega de distinciones, Corripio aseguró que ellos «han hecho posible esta herencia perdurable de la que todos nos sentimos orgullosos».