El Comercio

La sombra del crimen de Javi 'Clan' en el recuerdo

Las zonas de ocio nocturno son escenarios en los que, con frecuencia, se entremezclan la tragedia y la comedia. El abrigo que ofrece la noche y el consumo de alcohol o sustancias tóxicas alteran el comportamiento y son factores que elevan el riesgo de que se produzcan sucesos luctuosos. El caso de Alejandro Imbérgamo es el último, pero hay un rosario de víctimas que sufrieron anteriormente ataques, incluso mortales, tanto en el interior de pubs como en su entorno. Una que permanece en la memoria de muchos gijoneses es Javier Fernández, más conocido como Javi 'Clan'.

Fue apuñalado de muerte en la madrugada del 13 de diciembre de 2002 en el pub Nelson -hoy en estado de ruina-, situado en la calle Trinidad. El principal sospechoso del crimen, Roberto Marcos Sánchez, huyó y, al parecer, falleció en Costa Rica. Sus familiares directos se negaron a someterse a las pruebas de ADN para confirmar que los restos óseos correspondían al presunto asesino de Javi 'Clan'. Una de las agresiones que más conmocionó a la opinión púbica fue la sufrida por Christian Díaz Tommasiello, de 24 años, quien falleció como consecuencia de una puñalada en el pecho. Su agresor, Wilson Pérez, de 22, no conocía a la víctima, con quien se cruzó de forma circunstancial, y fatal, en el Puerto Deportivo.

Se da la circunstancia de que Wilson se había visto involucrado en la agresión a Eduardo Vega, un chico de 17 años al que unos jóvenes dejaron en coma por una paliza en el barrio de La Arena, en 2004. Otro ataque, también Fomento, acabó con la vida del avilesino Francisco Javier Casais, de 38 años, que fue golpeado brutalmente en la madrugada del 23 de octubre de 2011 por tres menores. Su hermano resultó también herido en la paliza.