El Comercio

Dos adultos, atendidos tras cenar en el puesto clausurado en Central Park

La caseta del festival Central Park que fue precintada por la Policía Local.
La caseta del festival Central Park que fue precintada por la Policía Local. / P. CITOULA
  • Sanidad confirma que se suman a los tres menores que continúan en el Hospital de Cabueñes tras ingerir una tortilla en mal estado el sábado

La Consejería de Sanidad confirmó ayer que «hay, al menos, dos adultos más que fueron atendidos» el pasado domingo en el servicio de Urgencias del Hospital de Cabueñes después de cenar en Central Park. Ambos afectados no tenían relación entre sí, pero sí coinciden en un punto: los dos cenaron el sábado en la misma caseta del festival Central Park. El mismo establecimiento de comida en el que tres menores cenaron esa noche tortilla. Un plato que supuestamente es el causante de la intoxicación alimentaria que padecen.

Afección por la que permanecen ingresados en el centro hospitalario gijonés. Según fuentes de la Consejería de Sanidad, dos de los niños pertenecen a la misma familia, mientras que el tercero es hijo de otra pareja. Tampoco hay vinculación alguna entre ellas. Por su parte, los adultos pasaron la noche en observación, pero parece que su estado no reviste gravedad. Tras conocerse el suceso, la Dirección General de Salud Pública se puso en contacto con el concejal de Festejos, Jesús Martínez Salvador, para comunicarle lo ocurrido y tomar así las medidas oportunas, tal y como confirmó el domingo el propio edil. De inmediato, la Policía Local acudió a la caseta para realizar una inspección.

Los agentes tomaron muestras en el puesto de comida, donde permanecieron alrededor de veinte minutos, según explicaron testigos presenciales. Al finalizar el registro, la caseta fue clausurada para evitar más incidentes. Era uno de los 26 estands que se montaron en el parque de Isabel la Católica con motivo del festival lúdico y gastronómico Central Park. Ofertaba al público diferentes variedades de tortillas, algunas de ellas rellenas.

Martínez Salvador incidió el domingo en que el caso de los tres menores se trataba de un «hecho aislado», pero Sanidad confirmó que no han sido los únicos afectados por intoxicación alimentaria. La investigación por este preocupante suceso continúa abierta, ya que podría haber más personas perjudicadas. El establecimiento de comida permaneció abierto tres de los cuatro días que duró el festival. Central Park nació rodeado de polémica, sobre todo por la ubicación elegida para su desarrollo. Tanto los grupos municipales de la oposición como varios colectivos ecologistas mostraron su desacuerdo por celebrar el evento en ese entorno natural.