El Comercio

Nuevas Generaciones reclama «no relajar» la vigilancia nocturna

La organización política Nuevas Generaciones de Gijón manifestó ayer su preocupación por el repunte de los altercados en el ocio nocturno de la ciudad y pidió que «no se relaje» la vigilancia de las zonas de movida tras el verano. En referencia al apuñalamiento y las detenciones por desórdenes públicos de los dos últimos fines de semana, los jóvenes del PP socilitan al Ayuntamiento, así como a todos los miembros de la Junta Local de Seguridad, que estudien estos últimos altercados y agresiones «para que la normalidad que se ha vivido durante el periodo estival en la noche gijonesa sea la tónica habitual y no una excepción»

Dicho esto, y a través de un comunicado, han querido transmitir su felicitación a los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado y a la Policía Local de Gijón por lo que consideran un verano «tranquilo, marcado por la normalidad y por el ambiente festivo», gracias al trabajo diario y constante de los agentes.

No obstante, piden que se estudie la manera de implementar la seguridad y que se analice la posibilidad de incluir mayores medidas disuasorias para lograr no solo que se detenga a los autores de actos delictivos, sino que también se consiga que no se produzcan los hechos a peseguir. «El más pequeño error puede salir muy caro», indicaron respecto al riesgo de relajar la vigilancia de la noche gijonesa.