El Comercio

vídeo

Marina Pineda. / CITOULA

El PSOE pide vincular las tasas municipales a la renta familiar

  • Propone que las personas con menos ingresos paguen menos por el agua, la recogida de basuras y el uso de instalaciones deportivas

El grupo municipal socialista defenderá mañana en el Pleno la necesidad de acometer «una revisión muy profunda» de las ordenanzas fiscales, que regulan los impuestos, precios públicos y tasas que cobra el Ayuntamiento de Gijón. La concejala Marina Pineda indicó que, aunque las administraciones locales deben plantear una política recaudatoria que garantice unos ingresos «suficientes» para la prestación de servicios a la ciudadanía, también tienen que tener en cuenta la capacidad económica de los destinatarios de esos servicios. En este sentido, ha presentado una propuesta de acuerdo para que en las ordenanzas fiscales de 2017, que el gobierno debe presentar al resto de grupos en las próximas semanas, se contemplen bonificaciones en todos los precios públicos y tasas para que las familias con menos ingresos paguen menos por ellos que las que tienen un mayor nivel de renta.

Pineda recordó que la Fundación Municipal de Servicios Sociales ya ofrece bonificaciones vinculadas al nivel de ingresos para servicios como la ayuda a domicilio o la teleasistencia, aunque indicó que esto se debe a que «viene dado así por las normas estatales o autonómicas». Explicó que, por el contrario, en las actividades de ocio para menores con discapacidad o en las de tiempo libre para mayores o dependientes no hay bonificación alguna «y cualquier beneficiario debe pagar íntegramente el precio fijado, con independencia de los ingresos que tenga esa familia». La intención del PSOE es que la vinculación de las tasas públicas a la capacidad económica de cada familia se haga de forma global, no solo con los servicios sociales, sino también en el acceso a instalaciones deportivas o culturales y en las facturas de la EMA y Emulsa. La concejala puso como ejemplo los ayuntamientos de Santiago, Santander y Zaragoza.

Tramitación electrónica

El grupo socialista plantea también la modificación de la ordenanza de gestión, liquidación, inspección y recaudación, que regula el modo en que se cobran los impuestos, precios y tasas. En concreto pide revisar la normativa sobre el aplazamiento y fraccionamiento de pagos, para facilitar a las familias con menos ingresos hacer frente a sus obligaciones tributarias. Pineda explicó que en Gijón no se permiten fraccionamientos inferiores a 300 euros y que, en todo caso, solo se admite hacer el abono en un máximo de dos pagos trimestrales. «En Avilés un ciudadano con una deuda de 1.500 euros puede fraccionarla hasta en nueve pagos mensuales. Tiene más tiempo y plazos más pequeños». La concejala pide además que cualquier persona pueda recurrir a la tramitación electrónica «con independencia de la cuantía». Actualmente esta vía se limita a pagos inferiores a 1.500 euros. El PSOE propone además unificar los criterios que se usan en los diferentes departamentos municipales para determinar si una familia tiene o no carencia de recursos económicos.