El Comercio

La recuperación de la 'Plantona' para tratar los vertidos costará dos millones de euros

vídeo

Reunión de ayer en la Consejería de Medio Ambiente entre Carmen Moriyón y Belén Fernández en compañía de sus técnicos. / MARIO ROJAS

  • Gobierno regional y Ayuntamiento remarcan que es una «solución temporal» y estudian con sus técnicos instalar equipos fijos o portátiles

La recuperación de las instalaciones de la 'Plantona' para que vuelva a realizar el pretratamiento de las aguas residuales de la zona Este de Gijón costará entre un millón y medio y dos millones de euros. Los cálculos económicos aproximados se pusieron encima de la mesa en la reunión que el Principado y el Ayuntamiento celebraron ayer en Oviedo para avanzar en una solución consensuada que permita restituir, a la mayor brevedad, los filtros de desarenado y desengrasado con desodorización que se perdieron en favor de la depuradora del Pisón. Una planta esta última que permanece paralizada judicialmente desde el pasado mes de abril y de la que se asume que no va a poder resolverse su futuro ni a corto ni a medio plazo por el pleito en curso con los vecinos.

«Hay una alto nivel de consenso técnico y político, un planteamiento de común acuerdo que esperamos que actúe como revulsivo para que el Gobierno central en funciones se implique». Las administraciones local y regional escenificaron ayer la sólida entente que existe entre ambas para forzar y presionar al Ministerio de Medio Ambiente a que acepte como «solución temporal» la reconstrucción de la 'Plantona' para paliar el problema de los vertidos de aguas residuales sin tratar que se evacúan a diario al mar Cantábrico, a dos kilómetros y medio de la costa, a través de un emisario submarino que, para colmo de males, tiene un problema de fugas.

En este momento se vierten a diario 31.000 metros cúbicos de residuos fecales de una población equivalente a 150.000 gijoneses sin más tratamiento que un desbastado de los sólidos de mayor tamaño. Y al cabo del mes 50 metros cúbicos de arenas y grasas procedentes de hogares e instalaciones industriales de la zona Este de la ciudad se liberan sin más frente a la playa de Peñarrubia por la ausencia del pretratamiento que se realizó entre 1994 y 2015 en la 'Plantona'. Para Ayuntamiento y Principado es innegociable adoptar medidas de manera transitoria por el grave daño medioambiental y las consecuencias sociales que se derivan de esta situación. «Estos son datos elocuentes y reveladores para justificar la urgencia en la búsqueda de una solución a los vertidos», remarcó la consejera de Medio Ambiente, Belén Fernández.

Carmen Moriyón y Belén Fernández analizaron ayer con sus técnicos dos alternativas de carácter provisional para restablecer los niveles de pretratamiento de las aguas residuales que había antes de desmantelar los filtros de la 'Plantona'. Una primera opción es instalar en el viejo edificio de saneamiento, que ahora tiene espacio ocioso para un salón de actos para la EMA, unas líneas de desarenado y desengrasado fijas en una estructura de hormigón. La segunda alternativa es instalar equipos portátiles o móviles de acero.

Según puso de relieve la consejera, entre las dos opciones que se están estudiando en fase aún de anteproyecto hay diferencias y singularidades en tiempo de ejecución, costes operativos, caudales tratados, capacidad mayor o menor de confinamiento de olores...

La regidora gijonesa acudió a la reunión acompañada por el gerente de la Empresa Municipal de Aguas (EMA), Vidal Gago, y la directora de Medio Ambiente, Clara González-Pedraz. Moriyón subrayó que las propuestas realizadas por el Principado para rebajar la toxicidad y carga contaminante de los vertidos de la cuenca Este de Gijón tienen vocación de «temporalidad» y en ningún caso aspiran a ser definitivas. «Que no salten las alarmas y alertas. Se han buscado soluciones que creemos que encajan dentro de toda la complejidad existente. Son soluciones que buscan no interferir en la maraña de procesos judiciales y no levantar nuevas batallas», añadió.

Belén Fernández apostilló que las obras barajadas para recuperar temporalmente la 'Plantona' como instalación de pretratamiento de aguas residuales y así poder mitigar los daños ambientales al Cantábrico ofrecen dos ventajas. La primera, que supone una intervención mínima en las instalaciones ya construidas en la 'Plantona' que tienen a la EMA como empresa explotadora. Y la segunda, que pueden salvar los condicionantes de carácter técnico, contractual y judicial que afectan la depuradora construida en El Pisón. De hecho, la consejera remarcó que estas soluciones transitorias son perfectamente compatibles con el pleito principal que mantienen vivo los vecinos de la colonia de El Pisón, a quienes el Tribunal Supremo y la Audiencia Nacional han dado la razón sobre la ilegalidad del procedimiento ambiental seguido para construir la EDAR. «Hay mimbres para, llegado el caso, convencer a técnicos y también a jueces», enfatizó.

Fernández también anunció ayer, al término de la reunión, que Principado y Ayuntamiento enviarán conjuntamente una carta a la ministra de Medio Ambiente en funciones, Isabel García Tejerina, para que su departamento dé «el impulso político» que necesita esta operación de urgencia en la 'Plantona' para salir adelante.

Por su parte, el edil de Xixón Sí Puede, David Alonso, cuyo grupo municipal fue el primero en defender la necesidad imperiosa de recuperar los filtros de la 'Plantona', se felicitó por la postura conjunta entre administraciones y reiteró que «volver a instalar los equipos de desarenado y desengrasado es la única opción temporal viable». «Se han perdido meses pensando, porque la solución se propuso en mayo y se aprobó en el Pleno de junio», ironizó Alonso.

Temas