El Comercio

La izquierda fuerza la retirada de una propuesta para amortizar deuda

  • El equipo de gobierno planteaba dedicar 10 de los 11 millones del remanente presupuestario de 2015 a este fin

El rechazo de los tres grupos de la izquierda en la comisión municipal de Hacienda ha forzado al gobierno a retirar del orden del día del Pleno de esta tarde una propuesta de modificación presupuestaria para dedicar 10 de los 11 millones de euros del remanente de 2015 a la amortización de deuda con las entidades financieras. La iniciativa solo tuvo el apoyo de Foro y PP, frente al voto en contra de PSOE, Xixón Sí Puede e IU. Ciudadanos se abstuvo.

La alcaldesa, Carmen Moriyón, lamentó este resultado y advirtió de que la amortización de deuda «no es una elección, sino una obligación». Recordó que cuando Foro llegó al gobierno municipal el Ayuntamiento debía «doscientos millones de euros a los bancos y al Estado», cifra que ahora se ha reducido hasta los 145 millones. Auguró que el rechazo a esta operación puede suponer un perjuicio de cara a la elaboración de los presupuestos del próximo año.

Fernando Couto rechazó interpretar lo ocurrido en la comisión de Hacienda como un bloqueo e indicó que ahora «habrá que negociar y ver si se puede hacer lo que proponen esos partidos para ese dinero». Más duro fue el concejal Pablo González , del PP, quien advirtió de que «si no reducimos la deuda y suben los tipos, podemos encontrarnos con unos intereses anuales de 7 u 8 millones de euros».

Desde Xixón Sí Puede la concejala Nuria Rodríguez pidió estudiar si algunas de las actuaciones ya aprobadas por el Pleno que carecen de financiación puedan realizarse con cargo a ese remanente. También IU pide dedicar ese dinero a inversiones.

Sí salió adelante la propuesta para dedicar 1,3 millones de euros a la adquisición de la Quinta La Vega, que el Ayuntamiento pretende utilizar como un vivero de empresas orientado a actividades relacionadas con el mar y el medio ambiente. Sus jardines serán de uso público. En esta ocasión Foro tuvo el respaldo del PSOE y la oposición de Xixón Sí Puede, que considera que «no es el momento para hacer esta operación, cuando hay otras necesidades de la ciudadanía aún sin atender». El resto de grupos se abstuvieron al considerar que el gobierno no ha fundamentado adecuadamente la operación. «No nos han dejado claro cuál será en el futuro el coste de mantener este nuevo equipamiento municipal», se justificó Pablo González, del PP, dispuesto a votar a favor si hoy se facilita esa información.