El Comercio

El libro sobre Rambal reúne al vecindario en la Casa del Chino

Miguel Barrero (de pie) presentó ayer en la Casa del Chino su libro sobre Rambal.
Miguel Barrero (de pie) presentó ayer en la Casa del Chino su libro sobre Rambal. / CITOULA

El poder de convocatoria de Rambal y su misterioso crimen siguen intactos en Cimavilla. El escritor y periodista Miguel Barrero lo comprobó ayer personalmente durante la presentación en la Casa del Chino de su último libro, 'La tinta del calamar. Tragedia y mito de Rambal' (ediciones Trea), donde aborda las circunstancias de la trágica muerte del popular personaje del Barrio Alto la noche del 19 de abril de 1976. El autor lo presentó ante una abarrotada sala, actual sede de la Asociación de Vecinos Gigia, en un ambiente muy cálido y emotivo. Los vecinos no se perdieron una coma de sus explicaciones sobre este traumático suceso que, cuatro décadas después, sigue presente en la memoria colectiva. Alberto Alonso Blanco, 'Rambal', vivía en la modesta vivienda del número 4 del Campo de las Monjas -actualmente plaza de Arturo Arias- y falleció apuñalado en la misma, para después ser incendiada en lo que pareció la intención de borrar toda huella del crimen. Era una suerte de asistente social diurno y el animador principal del barrio en su vertiente nocturna y canallesca como precursor del transformismo en la ciudad. El escritor dejó bien claro en la presentación que cuando fabula en su obra lo hace constar para evitar equívocos.