El Comercio

Prórroga de la prisión provisional para el condenado por el crimen de Nuevo Roces

  • Miguel Ángel D. L. confesó durante el juicio celebrado la pasada primavera que había apuñalado a la víctima, si bien no tenía intención de acabar con su vida.

La Sección Octava de la Audiencia Provincial acogió ayer una vista para decretar la prórroga de la prisión provisional para Miguel Ángel D. L., condenado a 22 años de cárcel por el crimen de Andrés Valdés Bermejo, en Nuevo Roces. La sentencia no es firme, ya que el procesado ha recurrido ante el Tribunal Superior de Justicia de Asturias (TSJA), órgano que aún no se ha pronunciado al respecto.

El trámite formal para prolongar el periodo máximo que el acusado puede permanecer en prisión preventiva se celebró ayer, cuando se cumplen dos años del crimen que acabó con la vida del expresidiario por un supuesto asunto de drogas.

Miguel Ángel D. L. confesó durante el juicio celebrado la pasada primavera que había apuñalado a la víctima, si bien no tenía intención de acabar con su vida. El cadáver fue encontrado dos días después de su muerte con 28 puñaladas en el tórax y la cabeza. Las heridas fueron cometidas con un cuchillo y con un machete de cocina.